Ya ha pasado casi una década desde que los Chromebooks debutaron en el mercado y, más allá de alguna reticencia inicial, es loable cómo han evolucionado con los años. Presentados como equipos destinados inicialmente para el mercado educativo, los ordenadores portátiles con Chrome OS ya no son aquellos que se limitaban a trabajar con aplicaciones web, y han logrado una integración muy interesante con las apps de Android. Y muy pronto también los veríamos tratando de ganarse su espacio en el sector gamer.

Según publica 9to5Google, se han hallado referencias en el código de Chrome OS sobre el posible desarrollo de hasta tres nuevos Chromebooks enfocados al gaming. Pero lo verdaderamente peculiar de esta historia es que el descubrimiento se produjo por un dato muy específico: el soporte para teclados RGB.

Al parecer, Google trabaja para que su sistema operativo destinado a los Chromebooks sea compatible con teclados con retroiluminación RGB. Incluso se han encontrado comandos internos que permiten personalizar los colores y su intensidad. Pero lo realmente interesante es que esta nueva característica no se habría pensado como parte de un lanzamiento general, o para que todos los equipos con Chrome OS puedan utilizar teclados externos con luces RGB. Por el contrario, la función se destinaría —en un principio, al menos— a un reducido número de dispositivos aún no lanzados.

Los Chromebooks harían su intento en el mercado gamer

Al hurgar en el código de Chrome OS, 9to5Google fue capaz de identificar tres aparentes equipos que podrían ser Chromebooks gamer con teclado RGB integrado. Uno aparecería identificado bajo el nombre clave Vell y sería fabricado por Quanta, una empresa que desarrolla Chromebooks para distintas marcas. Sin embargo, el informe menciona que existen indicios que apuntarían a que el dispositivo en cuestión pertenezca a HP.

El otro portátil ha sido referenciado como Taniks y correspondería a LCFC, firma que fabricaría los equipos de Lenovo. En ambos casos los portátiles utilizarían los procesadores Alder Lake (duodécima generación) de Intel; esto podría colocarlos en el segmento del catálogo que las dos marcas destinan a sus ordenadores gamer.

El tercer hardware mencionado en Chrome OS no sería un Chromebook en sí mismo, sino una suerte de teclado desmontable. Se lo menciona como Ripple, y se especula con que podría tratarse de un 2 en 1 o una tablet también destinada a los videojuegos.

Un esfuerzo de años

Que Google le apunta al mercado gamer con los Chromebooks no es necesariamente una novedad. Desde hace años la compañía de Mountain View trabaja para que Chrome OS sea capaz de ejecutar un mayor número de juegos; y el principal desafío es el de no limitarse al catálogo de Stadia. Y allí Steam podría jugar un papel clave para que esto se convierta en una realidad.

A comienzos del 2020 aparecieron las primeras referencias al trabajo en conjunto entre Google y Valve para llevar su nutrida oferta de juegos a los Chromebooks. Según se supo en su momento, el proyecto involucraba el uso de una máquina virtual en Chrome OS para ejecutar Borealis, un software basado en Ubuntu que permitiría ejecutar Steam.

Sin embargo, poco más se ha sabido al respecto desde entonces. Por suerte, parece que la idea sigue en pie y los indicios hallados en Chrome OS sobre futuros Chromebooks gamer son —cuanto menos— esperanzadores.