Como es ya una costumbre establecida en el Universo Cinematográfico de Marvel, su filme número veintisiete, la esperadísima aventura de Spider-Man: No Way Home (Jon Watts, 2021), nos ha dejado un par de escenas poscréditos. O una, más bien; porque lo último que vemos durante la proyección no puede describirse como tal ya que no se trata ni de una escena; y, en fin, no está integrado en la interesante propuesta narrativa sobre el trepamuros. Pero la cuestión es que añadidos como estos no pueden fallarnos en las entregas de la franquicia. Podría resultar chocante.

Si su argumento consiste en la llegada de cierto número de personajes a esta realidad de Peter Parker (Tom Holland) y compañía, lo que incluye al Matt Murdock (Charlie Cox) de Daredevil (Drew Goddard, 2015-2018) en un divertido cameo, la escena intertítulos recurre al Eddie Brock (Tom Hardy) de Venom (Ruben Fleischer, 2018) y Venom: Habrá matanza (Andy Serkis, 2021), a quien había interpretado Topher Grace en Spider-Man 3 (Sam Raimi, 2007). Y mencionar esta circunstancia no es algo gratuito en absoluto como ahora veremos.

Los que no deberían estar en ‘Spider-Man: No Way Home’

Sony

Durante dicha escena de Spider-Man: No Way Home, el periodista está bebiendo en un chiringuito neoyorkino e informándose sobre los acontecimientos superheroicos del universo al que ha llegado como los demás. Continúa con su particular simbionte, por supuesto, que también participa desde su interior.

Sin embargo, según las explicaciones del Doctor Strange (Benedict Cumberbatch), el hechizo fallido solo atrae a los que conocen a Peter Parker; y ni Eddie Brock ni Venom encajan ahí. A no ser que la liberación del Multiverso haya activado las conexiones entre las variantes del extraterrestre como mente colmena que es.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Pero este extremo debería ser aclarado por los guionistas de Marvel en el futuro. Y, puesto que, al revertir las apariciones por el hechizo, los dos regresan a donde debían estar a excepción un pedazo del alienígena, que permanece, suponemos que tendrán oportunidad de brindarnos una explicación apropiada. Como de por qué no ha desaparecido Venom entero, que constituye el segundo inconveniente en esta escena de Spider-Man: No Way Home.