Qualcomm no solo ha aprovechado el Snapdragon Summit 2021 para presentar en sociedad el Snapdragon 8 Gen 1 para teléfonos móviles. La empresa estadounidense también ha querido desvelar durante esta cita los Snapdragon 8cx Gen 3 y Snapdragon 7c+ Gen 3, dos chips para ordenadores portátiles que pretenden demostrar las virtudes de la arquitectura ARM en este tipo de dispositivos.

El Snapdragon 8cx Gen 3 sucede al Snapdragon 8cx Gen 2 que hemos visto en algunos equipos con Windows durante el último año. Según Qualcomm, la CPU de este chip, que está fabricado en un proceso de 5 nanómetros, es un 85% más rápida que la de su predecesor. Todo ello, siendo, a su vez, un 60% más eficiente energéticamente (mejor rendimiento por vatio) que la plataforma x86 (Intel o AMD) equivalente. Simultáneamente, la nueva GPU Adreno es un 60% más veloz que la del Snapdragon 8cx Gen 2. El chip, además, promete entregar más de 29 TOPS en labores de inteligencia artificial.

El Snapdragon 8cx Gen 3 también evoluciona en otros sentidos. Uno de los elementos que ha recibido mejoras es el ISP (procesador de señales de imagen, por sus siglas en inglés), que promete reducir en un 15% el tiempo que tarda la cámara frontal del portátil en encenderse. También abre la puerta a las cámaras 4K con HDR, es capaz de procesar la señal procedente de hasta cuatro cámaras de forma simultánea e incorpora la última versión de los algoritmos 3A (autoenfoque, exposición automática y balance de blancos automático).

En paralelo, el Snapdragon 8cx Gen 3 promete mejores videollamadas gracias a una serie de algoritmos de cancelación de ruido que eliminan sonidos indeseados de las videollamadas. El objetivo, según da a entender la marca, es que estos ordenadores ofrezcan una excelente experiencia en lo que a videoconferencias se refiere.

Otro de los aspectos interesantes del Snapdragon 8cx Gen 3 es la conectividad 5G. El chip es compatible con los módems X65, X55 y X62. En el mejor de los casos (módem X65), el ancho de banda máximo es 10 Gbps sobre redes 5G compatibles.

Por último, en lo que a seguridad se refiere, el Snapdragon 8cx Gen 3 cuenta con diversas tecnologías que prometen mantener a salvo los datos de la máquina (incluyendo algunas diseñadas específicamente para entornos profesionales o educativos). El chip, además, tiene un procesador dedicado que monotiroza en segundo plano la presencia del propietario para que, en caso de que este no se encuentre frente a la pantalla, el dispositivo se bloquee automáticamente.

Todos estos avances se suman a los propios de los procesadores ARM, como la mejor eficiencia energética respecto a los procesadores de Intel, la ausencia de ventiladores o la posibilidad de crear equipos súper delgados.

Laptop computer blank white screen on table in cafe background. Laptop with blank screen on table of coffee shop blur background.

Junto al Snapdragon 8cx Gen 3 también llega un Snapdragon 7c+ Gen 3

En paralelo, Qualcomm ha presentado el Snapdragon 7c+ Gen 3, un SoC basado en la arquitectura ARM pensado para equipos económicos tanto con Windows 11 como con Chrome OS.

Qualcomm asegura que su CPU es un 60% más rápida que la del modelo previo, mientras que la GPU ha evolucionado un 70%. En labores de IA, el chip es capaz de alcanzar los 6,5 TOPS. Y, como no podía ser de otra forma, cuenta con conectividad 5G gracias al módem integrado X53, que soporta tanto redes sub-6 como mmWave. También es compatible con Wi-Fi 6E.

Tanto el Snapdragon 8cx Gen 3 como el Snapdragon 7c+ Gen 3 llegarán al mercado a inicios de 2022 a bordo de ordenadores portátiles creados por diferentes partners. Los chips, por el momento, no están a la altura de la serie M1 de Apple –Qualcomm, de hecho, lo reconoce–, pero sí pueden convertirse en una interesante alternativa a los productos de Intel y AMD, sobre todo por su menor consumo energético, su conectividad 5G y la ausencia de ventiladores.