"Una nueva nomenclatura, para una filosofía". Ese podría ser un claim perfecto para el Snapdragon 8 Gen 1, el chip de altas prestaciones que Qualcomm ha presentado durante el Snapdragon Summit 2021 como el sucesor del Snapdragon 888.

Se trata de un chip que, en varios sentidos, rompe con lo establecido previamente. En primer lugar, dice adiós a la nomenclatura de tres dígitos que Qualcomm venía usando durante los últimos años para identificar a cada uno de sus productos. El cambio, no obstante, no resulta una sorpresa, pues la marca norteamericana había anunciado esta decisión días atrás. 

De ahora en adelante, todos los productos Snapdragon estarán identificados por un número, que determinará la familia a la que pertenecen (cuanto más alto sea este dígito, más potente es el chip) y la generación. Una estructura que, curiosamente, Qualcomm lleva varios años usando en sus productos para ordenadores portátiles.

La CPU del Snapdragon 8 Gen 1 es, en cierto modo, invisible

El cambio de nomenclatura, no obstante, no es el único giro que podemos ver en el Snapdragon 8 Gen 1. Qualcomm también ha cambiado la forma en la que habla de su procesador. En su comunicado de prensa, por ejemplo, no se habla de la CPU de este chip. Literalmente. Palabras como CPU o Kyro no aparecen en ningún momento en el texto. Una estrategia de comunicación que contrasta con la de chips anteriores, cuando este elemento era el principal o uno de los principales de su discurso.

La única información revelada al respecto, incluida en un documento complementario a la nota de prensa, es que tiene núcleos X2 de ARM y que su frecuencia de reloj máxima es 3.0 GHz. Nada más.

La razón tras este cambio a nivel comunicativo es una incógnita, pero no resulta demasiado complicado imaginar por dónde podrían ir los tiros.

  • En primer lugar, Qualcomm lleva varios años montando en sus CPUs los núcleos que ARM diseña (ni siquiera realizan modificaciones a la IP original). Estos diseños están al alcance de cualquier empresa, siempre que pague la licencia requerida por ARM. Por lo tanto, la capacidad de diferenciarse que Qualcomm tiene en este campo es bastante limitada. Si Samsung decide montar en su próximo Exynos los mismos núcleos que Qualcomm ha incorporado en el Snapdragon 8 Gen 1, es probable que el rendimiento de ambas CPUs sea súper parecido. 
  • En segundo lugar, la mejoría respecto a la generación anterior es de un 20% en rendimiento y un 30% en eficiencia energética. Cifras buenas, pero, por el lado del marketing, menos espectaculares que las que promulgaban hace años sobre sus CPUs.
  • Y por último, se podría decir que la CPU de los SoCs para móviles han perdido protagonismo en los últimos años. Siguen siendo un elemento vital desde un punto de vista técnico, pues son el eje que procesa mucho de lo que ocurre en un teléfono, pero el interés evolutivo está ahora en campos como la inteligencia artificial, la fotografía computacional o el cloud-gaming. Por lo tanto, otros elementos como el módem, la NPU o la GPU despiertan cada vez más interés. En esos segmentos, además, Qualcomm sí puede diferenciarse de su competencia, pues son componentes que ellos mismos diseñan.
Woman capturing modern city view with smartphone against cityscape

Fotografía, inteligencia artificial y conectividad: los tres ejes principales del Snapdragon 8 Gen 1

El Snapdragon 8 Gen 1 de Qualcomm es el primer chip de la compañía fabricado en un proceso de 4 nanómetros. Entre sus principales novedades encontramos el módem X65, que abre la puerta a anchos de banda de hasta 10 Gbps en redes 5G compatibles. El chip, además, es compatible con redes Wi-Fi 6 y Wi-Fi 6E, pudiendo descargar a un máximo de 3,6 Gbps.

Otro de los principales cambios lo encontramos en el campo fotográfico, donde Qualcomm ha hecho notables avances. La compañía ha mejorado significativamente el ISP triple que vimos en la generación pasada. Ahora son ISPs de 18 bits capaces de procesar hasta 3,2 gigapíxeles por segundo, grabar vídeo en 8K bajo el estándar HDR10+ e incluso captar vídeos en modo retrato gracias a lo que Qualcomm ha bautizado como Bokeh Engine.

La empresa norteamericana, además, ha incorporado un cuarto ISP de bajo consumo que puede procesar en segundo plano las imagenes captadas por alguna de las cámaras sin que la autonomía del dispositivo se vea afectada. Este elemento es útil, por ejemplo, para monitorizar la presencia del propietario e iniciar el bloqueo del dispositivo cuando este no se encuentre ante la pantalla.

Man's hands holding smartphone with blank screen and playing video games

En tareas de inteligencia artificial, Qualcomm asegura que este nuevo Snapdrgon 8 Gen 1 es mucho más rápido que su predecesor. Una de las claves tras esa mejoría es el nuevo procesador Hexagon, que incorpora aceleradores tensoriales dos veces más rápidos, así como una memoria compartida con el doble de capacidad. Sobre estos componentes, además, se han desarrollado varias funciones interesantes, como unos filtros de bokeh inspirados en Leica o un sistema que prioriza notificaciones de forma inteligente.

En el Snapdragon 8 Gen 1, por otra parte, encontramos la tercera generación del Qualcomm Sensing Hub, un procesador de bajo consumo que se encarga de tratar la información procedente de diferentes sensores, siempre en segundo plano y con un consumo energético reducido.

La GPU del Snapdragon 8 Gen 1 –cuyo nombre desconocemos– también ha recibido varias mejoras. Concretamente, Qualcomm habla de un 30% en las capacidades de renderizado gráfico, así como de un 25% más de eficiencia energética. Este nuevo componente también abre la puerta a tecnologías como Variable Rate Shading Pro, que ofrece a los desarrolladores un mayor control.

En el campo del sonido, el Snapdragon 8 Gen 1 integra Bluetooth 5.2, así como compatibilidad con el estándar aptX Lossless, que promete calidad de audio equiparable a un CD, inalámbricamente. Por último, este chip estrena un Trust Management Engine que promete incrementar la seguridad de los dispositivos y también es compatible con Android Ready SE, un nuevo estándar para llevar llaves digitales, licencias de conducir y otras identificaciones directamente en el móvil.

¿Cuándo llegarán los primeros dispositivos con este SoC?

Los primeros productos con el Snapdragon 8 Gen 1 llegarán, según Qualcomm, a finales de 2021. No obstante, el verdadero despegue del chip probablemente ocurra a inicios de 2022, cuando el número de dispositivos con este procesador se multiplicará.

Entre las marcas que harán uso de él se encuentran Honor, Motorola, OnePlus, Oppo, Realme, Redmi, Xiaomi, Sony y ZTE. Es decir: todas las principales, a excepción de Apple y Samsung. Esta última, no obstante, es posible que también haga uso del Snapdragon 8 Gen 1 en algunas variantes del Galaxy S22, su próximo smartphone de referencia, aunque, por el momento, no se ha confirmado nada al respecto.