En un mercado tan reñido como el de los videojuegos, Xbox Game Pass es motivo de grandes satisfacciones para Microsoft. El servicio de suscripción ofrecido por la firma de Redmond es, claramente, la propuesta más avanzada en su tipo que se encuentra al alcance de los usuarios; por ello no sorprende que Sony tenga en mente una propuesta para competirle de la mano de PlayStation.

Si bien es cierto que la compañía japonesa ya cuenta con PlayStation Plus y PlayStation Now, desde hace tiempo se habla sobre la posibilidad de enfocar el esfuerzo en una nueva propuesta. Según publica Bloomberg, el servicio en cuestión se encuentra en desarrollo activo y estaría disponible para los usuarios a partir de la primavera.

El citado medio indica que el proyecto de Sony para competir con Xbox Game Pass llevaría el nombre clave Spartacus. Al parecer, la intención sería fusionar las características que ya existen en PlayStation Plus y PlayStation Now, pero manteniendo solamente la primera marca.

Además, se introducirían tres niveles de suscripción. El más barato incluiría los beneficios actuales de PlayStation Plus; mientras que el intermedio permitiría acceder a un amplio catálogo de juegos de PS4 y PS5. En el escalón más alto, en tanto, los usuarios recibirían características extras como el streaming de juegos desde la nube —al estilo Xbox Cloud Gaming—, demos exclusivas, y títulos clásicos de las PS1, Ps2, PS3 y PlayStation Portable —similar a lo que ofrece Nintendo con Switch Online—.

Sony jugaría cartas fuertes para el nuevo servicio de suscripción de PlayStation

Si los datos sobre Spartacus son correctos, la iniciativa de Sony apostaría a unir bajo un mismo techo varias características que ya han probado ser un éxito para sus rivales. Aún se desconoce qué precios tendrían los distintos escalones de la hipotética nueva suscripción de PlayStation, pero lo japoneses parecerían dispuestos a jugar cartas fuertes para que sea lo suficientemente atractiva y redituable.

Un punto importante a tener en cuenta es que Sony trabajaría esta propuesta sobre un ecosistema de dispositivos mucho más limitado que el que Microsoft dispone para Xbox Game Pass. Esto se debe a que la suscripción de PlayStation estaría disponible para usuarios de PS4 y PS5; en tanto que los de Redmond hoy ofrecen su plataforma online en Xbox One, Xbox Series X|S, Windows y smartphones Android, y pretenden llevarla a todas las pantallas.

Más allá del hardware, actualmente Xbox Game Pass está cerca de los 20 millones de suscriptores a nivel mundial. Y se espera que dicha cifra se incremente a medida que Xbox Cloud Gaming arribe a más países. En tanto que PlayStation Now, la variante de Sony para jugar haciendo streaming desde la nube, apenas supera los 3 millones de suscriptores, cuando su lanzamiento original en Estados Unidos data de comienzos del 2014.

Queda claro que PlayStation no ha sabido trasladar los números de ventas de sus consolas a sus servicios en línea. Por ello no sorprende que haga borrón y cuenta nueva con una propuesta que tendría el potencial de ser superadora. Ya veremos si la aprovecha.