Microsoft Teams es una de las plataformas de comunicación y colaboración más utilizadas de estos tiempos. Su versión gratuita es más que suficiente para gran parte de los usuarios, pero cuando se requieren funciones avanzadas es necesario pasar por caja, una opción a la que recurren muchas empresas.

Hasta hoy, los planes de suscripción para pequeñas empresas de Microsoft Teams estaban asociados a Microsoft 365. Es decir, todas las alternativas venían "atadas" a aplicaciones como Exchange, OneDrive, Outlook y el resto de las soluciones ofimáticas de los de Redmond, algo que, indudablemente, impactaba en su precio.

Sin embargo, Microsoft ha anunciado este miércoles la primera suscripción independiente de su plataforma de productividad. Microsoft Teams Essentials está diseñada específicamente para las pequeñas empresas y uno de sus pilares, según la compañía, es su costo asequible de 3,40 € por persona al mes (el precio no incluye IVA).

Las claves de Microsoft Teams Essentials

Crédito: Microsoft

Microsoft Teams Essentials ofrece una mejora sustancial en relación a su versión gratuita, pero queda un nivel por debajo de los planes Microsoft 365 Empresa Básico o 365 Empresa Estándar. En concreto, las pequeñas empresas que opten por la suscripción más económica podrán a acceder a:

  • Reuniones para grupos ilimitadas de hasta 30 horas.
  • Hasta 300 participantes por reunión.
  • 10 GB de almacenamiento en la nube por usuario.
  • Soporte por teléfono y a través de la web.
  • Todas las funciones de la versión gratuita.

Eso sí, características como las grabaciones y transcripciones de las reuniones, las salas para sesión de subgrupo seguirán siendo exclusivas de los planes más caros de Microsoft Teams. La posibilidad de organizar seminarios web con páginas de registro de asistentes y confirmaciones también sigue limitada a Microsoft 365 Empresa Estándar.

Microsoft dice en un comunicado que una futura integración con Google Calendar permitirá que los usuarios de Microsoft Teams, en cualquiera de sus versiones, puedan programar reuniones en la plataforma.

Con esta estrategia —y otras cuestionadas—, Microsoft está apuntando claramente a atraer a los usuarios de sus competidores. Entre ellos se encuentran el ampliamente conocido desde que surgió la pandemia, Zoom; la aplicación de comunicación empresarial líder durante mucho tiempo, Slack, y la solución del gigante de internet, Google Workspace.