Los móviles plegables llegaron para quedarse y han demostrado una evolución permanente desde aquellos primeros modelos bastante toscos que llegaron al mercado unos pocos años atrás. Y si bien aún tienen bastante por perfeccionar, los fabricantes se entusiasman con propuestas llamativas e interesantes de cara al futuro; en el caso de Microsoft y Samsung, las próximas generaciones de sus foldables podrían llegar con un sistema de triple pantalla plegable.

En los últimos días salieron a la luz las patentes registradas por ambas compañías que podrían implementar en sus móviles plegables por venir. Son diseños llamativamente similares y que ponen el enfoque sobre la incorporación de una doble bisagra, para que los tres segmentos del panel se puedan amoldar a distintos usos según necesidad.

En el caso de Microsoft, Windows Central explica que su patente se conoció públicamente la última semana pero cuyo registro data de junio del 2020. En la misma se aprecia una ilustración de cómo se vería el hipotético smartphone con su triple pantalla plegable. El citado informe menciona que la idea de la firma de Redmond no es ilógica y solucionaría algunos de los grandes problemas que han presentado hasta aquí las dos generaciones del Surface Duo.

Recordemos que los dos móviles plegables con Android que ha lanzado Microsoft han tenido que afrontar varios inconvenientes. La primera versión padeció no solo por su hardware anticuado, sino también por su software no optimizado y su altísimo precio. Sin embargo, el hecho de que el usuario no pudiese interactuar de ninguna manera con el móvil sin abrirlo, no favorecía a la experiencia de uso.

El Surface Duo 2 enmendó varios errores de su predecesor e incluyó una curvatura en la pantalla a la altura del pliegue para ver notificaciones. Sin embargo, hasta ahora tampoco ha sido un éxito.

Imagen: Windows Central

Por ello, la utilización de una doble bisagra serviría no solo para extender la superficie de interacción cuando los tres paneles están alineados; sino que también permitiría que uno quede siempre al descubierto cuando estén cerrados. Esto explicaría también por qué las bisagras serían unidireccionales y no bidireccionales, como en los modelos actuales.

Samsung también experimentaría con sus futuros móviles plegables

Tal como mencionamos al comienzo, Microsoft y Samsung comparten una visión para el futuro de los móviles plegables. LetsGoDigital publicó en los últimos días que la compañía surcoreana también patentó un diseño con doble bisagra y tres secciones de pantalla plegables. Incluso se han animado a bautizarlo extraoficialmente como el "Galaxy Tri-Fold".

Lo llamativo en este caso es que con la documentación también se habrían filtrado varias de las características del supuesto teléfono. Se menciona en este caso que podría llegar tanto con el lector de huellas dactilares como con la cámara frontal bajo la pantalla; y también con triple cámara trasera, conector HDMI y soporte para S-Pen.

Así como una tercera sección de pantalla tendría lógica en los planes de Microsoft para sus móviles plegables, lo mismo ocurriría con Samsung. Recordemos que la línea Galaxy Z Fold ya cuenta con una pantalla plegable interna y un panel exterior para cuando el smartphone está cerrado. Por ende, el nuevo diseño podría ser la base de una evolución para esta familia, con las adaptaciones lógicas.

Imagen: LetsGoDigital

De todos modos, que ambas empresas hayan patentado básicamente la misma idea no significa que las veamos en acción inmediatamente. Esto ocurre en el segmento de los móviles plegables como en cualquier otro ámbito de la electrónica de consumo. Además, en el hipotético caso de que sí existan planes para llevar este factor de forma al mercado, aún existen varios inconvenientes a solucionar.

El primero —y el más obvio— tiene que ver con las dimensiones del dispositivo. La doble bisagra y el pliegue tipo Z haría que los móviles sean bastante más gruesos y pesados que los que existen en la actualidad. Por ende, el desafío será lograr que estos móviles plegables sean visualmente atractivos y lo suficientemente versátiles para agradar al público. Y en el orden del software también habrá varios puntos a mejorar; si aún no se le pudo sacar partido a Android en smartphones con un solo pliegue, añadir uno más significará una cuota de complejidad extra. Ya veremos si Android 12L es capaz de brindar las respuestas necesarias.