El evento de Apple celebrado el pasado mes de octubre destacó por los potentes MacBook Pro con chips M1 Pro y M1 Max, pero también por las interesantes novedades relacionadas con el sonido. Entre ellas, el anuncio de tres nuevos colores para el HomePod mini, que se suman a los ya disponibles tonos blanco y negro. Tras varias semanas de espera, la compañía ya ha comenzado a vender los acabados en azul, naranja y amarillo en España y otros países.

Los tres nuevos colores del HomePod mini están disponibles en la web de Apple y distribuidores autorizados a un precio de 99 euros, mismo coste que los modelos en blanco y negro anunciados el pasado año. La recogida en una Apple Store está operativa a partir de hoy en todos los nuevos acabados. El envío a domicilio, en cambio, se realizará a partir del 25 de noviembre.

Estos tres nuevos colores incluyen las mismas prestaciones que el HomePod mini anunciado en 2020. La diferencia está en el color de la malla que rodea el altavoz, así como en el cable trenzado. Los tonos, de hecho, recuerdan mucho a los del iMac M1 de 24 pulgadas. El panel superior, donde se incluyen los botones de volumen y la posibilidad de convocar a Siri o ajustar la reproducción, es de color blanco en los tres casos.

Las características más destacables del HomePod mini

El HomePod mini es, por el momento, el único altavoz inteligente de Apple, tras la descontinuación del HomePod original a principios de año. Cuenta con un diseño muy compacto; de apenas 8 centímetros de alto. Destaca, además, por su excelente calidad de sonido. El HomePod mini integra Siri como asistente, el cual permite realizar comandos a través de la voz, como preguntarle por el tiempo, pedirle que reproduzca una canción o que apague las luces del dormitorio.

Por otro lado, también es posible enviar contenido del iPhone, como música o una llamada, con solo acercarlo al altavoz o utilizar el modo intercomunicador para comunicarse a través de los HomePod mini repartidos en las diferentes estancias del hogar.

Pese a la diferencia de los colores, ambos son compatibles entre sí. Por lo tanto, es posible adquirir diferentes tonos y sincronizarlos para crear un audio estéreo. También pueden conectarse a un Apple TV para reproducir contenido en Dolby Atmos y audio espacial.