Los planes de Apple de prescindir de Qualcomm parecen estar cada vez más cerca. La compañía pretende desarrollar sus propios módems 5G junto a TSMC, quien también fabrica los procesadores para iPhone y iPad, según Nikkei Asia.

En concreto, la firma de Cupertino planea utilizar el proceso de fabricación de chips de 4 nanómetros de Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) para su futuro módem 5G. Por el momento, este componente se está probando en chips con una arquitectura de 5 nm, pero se prevé que el diseño de 4 nanómetros comience a producirse en masa durante 2023, previsiblemente, a tiempo para incluirlo en los iPhone de ese año.

Para Apple, disponer de un módem 5G propio tiene una serie de ventajas. Entre ellas, un ahorro en los costos de producción y una mejor integración con el hardware. No hay que olvidar que la firma también desarrolla sus propios procesadores. La fabricación de los chips 5G, eso sí, es un proceso más complicado. Según el citado portal "requiere admitir todos los protocolos de comunicación", desde 2G hasta los "estándares 5G más actuales". Apple, para ello, adquirió la división de módems 5G de Intel en 2018, una compra que también incluía el traspaso de más de 2.000 empleados y múltiples patentes del fabricante de procesadores.

Qualcomm prevé que el volumen de pedidos de Apple disminuya considerablemente

Qualcomm Snapdragon 865.

Actualmente, Apple cuenta con el apoyo Qualcomm para el uso de módems 5G en sus iPhone, como en los recién anunciados iPhone 13. El fabricante de chips estadounidense, recordemos, terminó en 2019 una disputa legal contra la compañía de Tim Cook por el supuesto robo de patentes, lo que permitió continuar con su colaboración para el desarrollo de chips 5G. Hasta ahora el acuerdo ha transcurrido con normalidad.

Qualcomm asegura, eso sí, que el número de pedidos disminuirá en hasta un 23 % de cara a 2023. Los últimos informes, sin embargo, revelaron que Apple continuaría utilizando la tecnología de Qualcomm, al menos, hasta 2024. Por lo tanto, es probable que a partir de ese año toda la tecnología de procesadores dependa únicamente de la propia compañía liderada por Tim Cook.

Mientras tanto, TMSC sigue siendo un importante socio para Apple. Además de ayudar en la producción de los futuros módems 5G, la compañía con sede en Taiwán se encargará de fabricar los chips de 4 nanómetros para los posibles iPhone 14, y se encuentra trabajando en el proceso de diseño de 3 nanómetros para futuros iPad, según Nikkei Asia.