Aunque Microsoft nos lo puso difícil a muchos para instalar Windows 11 debido a sus exigentes requisitos de hardware, que volvía obsoletas computadoras recién compradas, parece que poco a poco la cosa se va poniendo de nuestra parte. Primero, la propia Microsoft nos dio un método para instalar Windows 11 en cualquier PC aunque no cumpla con los requisitos de TPM. Y, ahora, también puedes hacerlo con ayuda de la aplicación Rufus y un simple pendrive o memoria USB.

Por si todavía no conoces Rufus, se trata de una app gratuita para Windows que sirve para formatear pendrives o unidades USB. También te facilita la tarea de instalar sistemas operativos o preparar pendrives para instalar sistemas operativos en cualquier ordenador directamente desde el puerto USB de tu computadora. Como ejemplo, puedes llevar encima una memoria USB con varias versiones de Linux que arrancan desde la propia memoria al encender tu PC.

¿Y qué tiene que ver Rufus con instalar Windows 11? Precisamente, con Rufus puedes configurar un pendrive USB que te ayude a instalar Windows 11 en cualquier PC, cumpla o no con los requisitos de hardware de Microsoft. Además, te resultará útil si quieres instalar Windows en dos o más equipos de la manera más rápida y cómoda posible.

Fuente: Microsoft

Windows 11 en cualquier PC con Rufus

Para hacer esto posible necesitamos la versión más reciente de Rufus. La versión compatible de Rufus para instalar Windows 11 en modo fácil es la 3.16 en adelante. En el momento de escribir estas líneas, Rufus cuenta con la versión 3.17 como la más reciente, tanto en su instalador como en su versión portátil.

La particularidad de esta versión más reciente de Rufus es que, si seleccionas una imagen ISO de Windows 11 para instalar en el pendrive o memoria USB, en Opciones de imagen te encontrarás con dos métodos de instalación. El primero es el normal. Y el segundo facilita la instalación en cualquier PC. Como indica el propio menú de Rufus, “Extended Windows 11 Installation”. Es decir, “no TPM/ no Secure Boot / 8 GB- RAM”: no exige compatibilidad TPM 2.0, ni Secure Boot ni un mínimo de 8 GB de RAM. Esta última opción supone un problema de rendimiento, pero ese es otro tema.

Por lo demás, el proceso para configurar un pendrive con Windows 11 para instalarlo en cualquier PC es el habitual en Rufus. Primero descargas la imagen ISO de Windows 11, luego abrimos Rufus y seleccionamos esa ISO en el campo Elección de arranque, usando el botón Seleccionar. Tercero, en Opciones de imagen elegimos la que comenté antes, la Extended Installation. El resto de opciones podemos dejarlas tal cual.

El último paso consiste en pulsar en el botón Empezar. Rufus formateará el pendrive o memoria USB que hayas insertado en la correspondiente entrada. Vamos, que conviene que no guardes en ese dispositivo ningún archivo sensible. También conviene que tenga una capacidad de almacenamiento de 8 GB o más para que quepa Windows 11. Hoy en día puedes comprar un pendrive relativamente barato de 16 GB o 32 GB.

Fuente: Unsplash

El método oficial versus el método Rufus

¿Qué diferencia hay entre instalar Windows 11 en tu ordenador empleando el método explicado por Microsoft y usar Rufus? La propuesta de Microsoft requiere que abras el Registro de Windows y que edites sus entradas. Algo reservado a usuarios avanzados que saben lo que hacen. Y aunque Microsoft explica paso a paso lo que hay que hacer, no deja de ser un engorro y lleva su tiempo.

En cambio, el método de Rufus es fácil y rápido. En especial si quieres hacer una instalación limpia. Descargar, configurar el USB, formatearlo y listo para instalar en cualquier PC. Además, si quieres actualizar o instalar Windows 11 en dos o más equipos, con ese pendrive podrás hacerlo sin descargar varias veces la actualización de Windows.

Por lo demás, recuerda hacer una copia de seguridad del contenido de tu PC en un disco externo antes de instalar Windows 11. Por si algo sale mal, poder recuperar esos archivos. La instalación en sí es fácil de seguir. Podrás actualizar Windows 10 conservando tus ficheros, carpetas y configuraciones u optar por una instalación limpia de Windows 11.