Microsoft acaba de dar a conocer un método "oficial" para saltarse uno de los requisitos más polémicos de Windows 11, TPM 2.0, y aún así poder instalarlo en ordenadores no soportados. Eso sí, desventajas como la posibilidad de no recibir actualizaciones y problemas de funcionamiento siguen intactas.

El "truco" ha sido publicado en una página de soporte de Microsoft que detalla todas las formas en las que se puede instalar Windows 11. Allí se indica que se puede "omitir la verificación de TPM 2.0" siempre y cuando se cuente con TPM 1.2 y, obligatoriamente, el resto de los requisitos requeridos, incluidos los procesadores de nueva generación.

Los de Redmond indican que para conseguirlo hay que modificar el registro de Windows 10, un procedimiento avanzado y de riesgo. En este sentido, la compañía añade una advertencia de que la modificación incorrecta del mismo podría dañar el sistema operativo e incluso requerir la reinstalación del mismo.

Instalar Windows 11 en equipos sin TPM 2.0, según Microsoft

  • Ingresa en el Editor del registro.
  • Haz una copia de seguridad.
  • Navega hasta HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\Setup\MoSetup
  • Crea un nuevo valor "REG_DWORD" llamado "AllowUpgradesWithUnsupportedTPMOrCPU" y configúralo en 1.
  • Ingresa en la página de descargas de Microsoft.
  • Descarga el asistente de instalación de Windows 11 y sigue las instrucciones.

Ciertamente, la modificación del registro como la instalación de Windows 11 en un hardware no soportado es muy riesgoso. Solo deberían aventurarse a esto los usuarios más técnicos y los que desean experimentar con este tipo de alternativas en ordenadores secundarios.

Los de Redmond remarcan que instalar Windows 11 con esta alternativa en equipos no soportados no los exime de las restricciones. Es decir, no tendrán garantía de recibir actualizaciones, incluidas, entre otras, parches de seguridad. Además, pueden sufrir una mayor tasa de fallos.

Si el ordenador cumple con los requisitos de hardware, que se pueden verificar mediante la nueva herramienta PC Health Check, y aún no aparece la actualización en Windows Update, es cuestión de esperar algún tiempo. Microsoft está haciendo un despliegue gradual de Windows 11. Aquí hay un artículo dedicado al respecto.

En caso que no se cumplan con los requisitos de Windows 11, no hay obligación para actualizar. Windows 10 sigue siendo un muy buen sistema operativo que recibirá soporte hasta octubre de 2025.