A la película Eternals de Chloe Zhao (ya puedes leer nuestra crítica) se le ha llamado la más ambiciosa de la Universo Cinematográfico de Marvel. También la que tiene el singular compromiso de llevar la Fase 4 a un nuevo y en apariencia más amplio lugar. Por si todo lo anterior no fuera suficiente, la producción está a cargo de una directora atípica para la casa de las ideas. Además, cuenta con un considerable peso en representatividad e inclusión. La mezcla parece haberse convertido en un problema. Uno tan grave como para que Eternals, en toda su gloria novedosa, sea quizás un problemático fracaso de taquilla para Marvel.

La historia de las criaturas más antiguas de la editorial Marvel es también una de las más cortas y de las pocas que no tuvo repercusión a futuro. Su versión cinematográfica es un riesgo en una fase en la que el estudio está tomando varios caminos a la vez. En primer lugar, incursionar en el amplio multiverso del mundo del cómic. En segundo, apelar a un grupo de personajes desconocidos para sustituir a los héroes muertos o en retiro desde la Fase 3.

También, ampliar sus horizontes en formato y en planteamiento. La Fase 4 se enfrentó a la pandemia y ha tenido grandes problemas para cumplir su calendario. De modo que Kevin Feige maniobró con astucia y dedicó su atención a la series de la casa a través de la plataforma Disney Plus. El éxito de crítica y público fue inmediato. Tanto WandaVision, Falcon y el soldado de invierno o Loki fueron experimentos afortunados. La estrategia de desarrollar la historia de personajes secundarios de considerable arraigo tuvo resultados de interés. 

No obstante, en el cine, las cosas no parecen del todo claras para Marvel. Viuda Negra fue un moderado éxito de taquilla pero de poco interés para las historias futuras. De hecho, una de las grandes críticas sobre la película fue su cualidad anacrónica e innecesaria para el Universo Cinematográfico de Marvel. La historia de origen de la Natasha Romanoff interpretada por Scarlett Johansson parecía poco relevante después de la muerte del personaje. Y aunque la película levantó interés en los fans, no fue bien acogida en general.

Mucho más éxito obtuvo Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos. La película se convirtió en uno de los grandes fenómenos de taquilla del año y uno resonante para el estudio. Desestimando las estimaciones pesimistas sobre la capacidad que una historia de personajes nuevos para atraer al público, Shang -Chi triunfó; lo hizo además, demostrando que Marvel podría permitirse el riesgo de nuevos planteamientos visuales y rostros desconocidos en pantalla. 

Pero Eternals parecen enfrentarse a un dilema distinto. Uno complicado, duro y difícilmente subsanable a primera vista. Desde su duración, tono y hasta el ataque homofóbico. La película que comienza el recorrido por los anales de la historia de Marvel, no las tiene todas consigo. Mucho menos menos, con la campaña de rechazo y descrédito que precede su estreno en cines. 

'Eternals': un gran elenco, una gran directora, una gran película… ¿de superhéroes? 

Una de los puntos más recurrentes en el aluvión de críticas negativas tempranas que ha recibido Eternals es su cualidad de producto incompleto. A pesar de su fastuoso apartado visual, no parece tenerlas todas consigo con respecto a guion.  

En general, la mayoría insiste en que la presentación de diez personajes desconocidos y su influencia en el futuro de Marvel es demasiado. Por si eso no fuera suficiente, el film tiene un ritmo lento y sobrio, con mucho menos humor y más adulto. De modo que una narración que intenta abarcar muchas cosas y no logra hacerlo preocupa, y mucho.

¿No ocurrió lo mismo con Infinity War y Endgame? Al parecer la diferencia con las películas icónicas de Marvel es básica. Mientras la historia de la caída y triunfo de Los Vengadores emocionó al público, Eternals parecen innecesarios. En especial, cuando deben solventar el problema argumental base de solo hacer su aparición después de una crisis mayor.

Chloe Zhao, un nuevo lenguaje y un experimento riesgoso

Marvel Studios

La ganadora del Oscar por Nomadland tiene casi tres años de trabajo arduo con Eternals. Pero a pesar de sus buenas intenciones, las críticas tempranas hacen hincapié que su estilo sobrio, naturista y profundo aportó poco a la película. Zhao, que sorprendió a la audiencia por contar un viaje intimista en una de las películas esenciales del 2020, tropieza en Eternals. Lo hace por su incapacidad de combinar su discurso lento y comedido con una historia más trepidante.

Eso, a pesar, de las muy comentadas tomas en escenarios reales y de su renuencia a trabajar con pantallas verdes; los halagos de Feige a su libertad creativa también parecen poner en relieve el hecho que Eternals es un experimento audaz. Si antes hubo críticas contra Marvel por su control creativo, en esta oportunidad Zhao disfrutó de independencia inédita. Eso trajo todo un nuevo recorrido cinematográfico que, al parecer, no combina del todo con el lenguaje y la fórmula del cine de superhéroes.

Por si eso no fuera suficiente, algunas de las críticas más incómodas provienen del comentario político de la película. Hay una muestra de representatividad e inclusión más alta que cualquier otra película Marvel. Con una pareja LGTBIQ+ y una heroína sorda, la película rompe moldes en la franquicia. 

Por supuesto, se trata de un punto que parece contradecir el triunfo de la Fase 4 de Marvel. WandaVision se convirtió en un suceso televisivo justamente por su innovación. Falcon y el soldado de invierno se consideró relevante y valiosa por su interés en temas políticos. Loki presentó al querido villano de la saga infinita como de género fluido. Y aunque hubo polémica y críticas, también una evidente apertura de Marvel a temas nuevos.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Una guerra deshonesta con 'Eternals'

Por último, otro de los problemas que enfrentan Eternals es el aluvión de críticas negativas sin que haya sido estrenada. La inclusión de una pareja LGTBIQ+ parece haber sido el detonante para alrededor de 400 críticas negativas en IMDb. Eso sin que la película haya sido estrenada y que, por tanto, sea imposible que los comentaristas hayan podido ver el film. Se trata de una estrategia deshonesta que en su momento sufrió Capitana Marvel.

La gran pregunta es si toda la presión debido al contenido inclusivo y representativo en el film podría afectar su rendimiento en taquilla. ¿Podría ser Eternals la producción que frene los experimentos y nuevas propuestas a futuro en Marvel?

A unos días de distancia de su estreno, solo queda esperar el resultado en cines. Pero sin duda, la más ambiciosa de las películas Marvel hasta ahora también podría ser su fracaso más duro. Y el más significativo a futuro.