La película Encanto (2021) es la nueva apuesta de animación de Disney Studios y ha sido realizada a seis manos, las de los estadounidenses Byron Howard, Jared Bush y Charise Castro Smith. Al primero de los tres le debemos además Bolt (2008), Enredados (2010) y Zootrópolis (2016). El segundo codirigió también esta última como su ópera prima para después firmar el libreto de Vaiana (2016). Y, en cuanto a la tercera, solo se la había visto antes tras las cámaras como guionista de sendos capítulos para The Exorcist (Jeremy Slater, 2016-2018) o La maldición de Hill House (Mike Flanagan, 2018).

“Hace unos tres años y medio, hicimos nuestro viaje de investigación a Colombia y pasamos semanas en el país e íbamos a todas partes”, nos cuenta Byron Howard. “Fuimos a Bogotá, a Cartagena… Pero también a esos pequeños pueblos en medio de la nada. Me gusta Barichara, que se siente como un pueblo congelado en el tiempo: hoy luce igual que lucía hace cien años. Eso fue muy importante para que pudiésemos encontrar el escenario en el que se desarrollaría la película”.

“Porque la familia Madrigal está resguardada en las montañas de Colombia”, prosigue. “Y decimos que la película ocurre en la primera mitad del siglo XX, pero el pueblo de Encanto está realmente congelado en el tiempo; y fue importante para nosotros absorber tanto como pudimos de cada rincón de Colombia para que estuviese representado en la película. Así que han sido cinco años de aprendizaje”.

La idiosincrasia colombiana en ‘Encanto’

Disney

Según Jared Bush, veremos “muchas texturas” colombianas en el filme, “como con una sopa que se llama ajiaco y se sirve en ese cuenco llamado chamba, y eso es cerámica negra”. O los buñuelos y las arepas compartidas. Y “todos los tejidos que se ven sobre los personajes, de todos los miembros de la familia, los doce, que tienen un traje diferente”. Porque “esos trajes están inspirados en distintas regiones de Colombia”.

Sin olvidar “las baldosas de la cocina, los animales y las plantas”. Igual que su colega, cree que “ir allí fue fundamental porque palparlo no es lo mismo que verlo en Internet, y que uno debe interactuar de verdad con el entorno para saber cómo se siente, sabiendo que querían que su audiencia sintiera esas cosas también”.

“Creo que realmente nos inspiró el realismo mágico”, nos explica por otra parte Charise Castro Smith. “Al tiempo que Jared estaba empezando a trabajar con el guion, yo estaba leyendo Cien años de soledad, El amor en tiempos del cólera [Gabriel García Márquez, 1967, 1985] y La casa de los espíritus, de Isabel Allende [1982], y verdaderamente estábamos intentando absorber todas estas historias y tratando de metérnoslas hasta el tuétano mientras escribíamos el guion”.

Consecuencias inesperadas de la pandemia

Disney

La pandemia fue un gran problema porque, hace casi dos años, todos nos fuimos a casa”, asegura Byron Howard. “Fuimos al estudio, recogimos nuestros ordenadores y nuestros escritorios y nos los llevamos a casa. Así que allí ha sido producida la película al completo, a lo largo de unos ochocientos hogares de nuestra zona. Y es maravilloso porque se ve impresionante y nuestro equipo realmente hizo una gran labor”.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

“La otra noche hablamos con todos porque vieron la película juntos por primera vez”, continúa el cineasta de Encanto, “y lo mejor es que de veras sientes que hemos conocido a las personas incluso más que si no hubiésemos estado aislados”. Porque, “a través de Zoom, vemos a la gente en sus casas, rodeados de sus hijos, de sus mascotas y, en fin, de sus familias y de toda la locura del día a día, aprendiendo cosas que no hubiesen sabido si hubieran trabajado juntos”. Y remata: “La separación ha sido dura, pero yo diría que nos ha unido más al final”.

Un personaje de ‘Encanto’ con el que identificarse

Disney

“Desde el principio, estábamos muy interesados en el personaje de Mirabel, que se sentía como «ese otro» o «alguien menos que los demás», intentando descubrir quién es en medio de este grupo de gente asombrosa”, nos expone Charise Castro Smith. “Y una de las cosas que me encantan de este personaje es lo fácil que es identificarse con ella de diferentes maneras, porque creo que muchos de nosotros estamos rodeados de personas que sumimos que son perfectas o que tienen unas vidas increíbles. Especialmente, en las redes sociales, en las que vemos los momentos brillantes de la vida de la gente y nos comparamos con eso y sentimos que no estamos a la altura”.

Pero “una de las cosas que ama de Mirabel es que emprende este viaje durante la película para descubrir quién es realmente y su verdadero valor, y que es el personaje capaz de mirar a las personas con la mayor cantidad de empatía y, finalmente, es capaz de volver esa empatía hacía sí misma. Y esa cree que es una magnífica historia”.

Personalidades y poderes mágicos

Haciendo ese mismo ejercicio de identificación, los tres directores tienen clarísimo qué dones mágicos de los personajes prefieren. “Me chiflan los animales”, dice Jared Bush. “Así que tendría que elegir los de Antonio por su habilidad para pasar el rato con montones de animales todo el tiempo, para que sean mis amigos y saber lo que están pensando. Conque, definitivamente, elegiría hablar con los animales”.

A Charise Castro Smith, en cambio,“le encanta cocinar, de modo que, si pudiese hacer lo que los cocineros que además pueden curar a la gente, sería fantástico”. Y Byron Howard se decanta por las bromas: “Yo necesito limpiar mi garaje y tengo un montón de cosas pesadas por ahí, así que me gustaría tener superfuerza como Luisa para hacerlo. Esa es mi elección hoy”.

Sin embargo, si se les pregunta a qué Madrigal se parecen, sus respuestas son otras. “Yo soy la hermana mayor de mi familia y tenían muchas expectativas puestas en mí, así que voy a decir que estuve un poco en el Campamento Isabela. Sentía que tenía que ser la triunfadora”, reconoce Charise Castro Smith. En lo que respecta a Jared Bush, “tuvo un montón de responsabilidades al crecer. Así que diría Luisa” porque “siente que en su familia encajaría bien”. Y apunta: “Extrañamente, soy el hijo del medio y supongo que Luisa también es una especie de hija del medio, de modo que cuadra”.

“Yo estaba muy preocupado por tratar de ser un niño perfecto mientras crecía, conque podría ser un poco como Isabela”, señala Byron Howard. “Pero diría, honestamente, que puedo haber sido más como un tonto para internar mantener las cosas ligeras. Y, en ese caso, diría que también un poco como Camilo, que es más teatral, en plan: «No discutamos, vamos a hacer bromas». Creo que eso está más en línea con lo que realmente soy”.