Netflix, HBO y Amazon Prime Video (entre otras) deberán ofrecer el 6 % de su contenido en catalán y otras dos lenguas cooficiales, de acuerdo a la nueva ley audiovisual en la que trabaja el Gobierno junto a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). El partido catalán aseguró que sus 13 diputados votarían a favor de los Presupuestos Generales de 2022 a cambio de más producciones en los idiomas que coexisten con el castellano.

En concreto, la nueva ley, que tendrá que ser aprobada por el Consejo de Ministros antes de que termine el año, obligará a las principales plataformas de streaming a doblar parte de su contenido al catalán, euskera o gallego. Esto supone tanto nuevas producciones, como las ya presentes en el catálogo. En total, se espera que más de 1.500 series y películas de servicios como Netflix, HBO Max, Prime Video, Disney+, Apple TV+, Filmin, AtresPlayer y más, se doblen al catalán y resto de lenguas cooficiales incluidas en el acuerdo.

En 2018, recordemos, la Unión Europea obligó a las grandes compañías a que el 30% de su catálogo esté compuesto por producciones europeas. La nueva ley audiovisual, por lo tanto, hará que gran parte de ese catálogo (un 20 %) esté doblado en las lenguas cooficiales. Se espera, además, que también se incluyan estos idiomas en producciones estadounidenses o de otros países no miembros de la Unión Europea, resultando el 6 % del contenido total de las plataformas.

Se espera que Netflix, Prime Video, HBO y más servicios de streaming doblen el total acordado antes de 2023

'Merlí', producción catalana.

Los servicios de streaming, además, también deberán ofrecer subtítulos en catalán, gallego o euskera. ERC espera, mediante un "fondo de promoción" que las producciones anteriormente dobladas o subtituladas al catalán por TV3 y que están presentes en apps como Netflix, puedan volver a incluirse en estas plataformas, según indica El Periódico. Por otro lado, el nuevo acuerdo también destaca que el 15% de las producciones de RTVE sean en estas lenguas cooficiales. Se incluye, además, un nuevo impuesto audiovisual. Una parte de lo recaudado (un 10 %) irá destinado a la producción de series y películas en lenguas como el catalán.

La nueva ley audiovisual se aprobará en un futuro Consejo de Ministros (aun sin fecha) y posteriormente, en el Congreso de los Diputados. Se espera que entre en vigor a principios de 2022 y que durante el 2023 Netflix, HBO y otras ya hayan adaptado 6 % del contenido acordado.