El próximo MacBook Air comienza a dibujarse como una de las mayores renovaciones que la gama ha sufrido en años. Se alinearía, así, con los recientes cambios que han sufrido tanto el iMac de 24 pulgadas como, más recientemente, los MacBook Pro.

Así lo revela un usuario de Twitter con probada fiabilidad en aportar datos sobre futuros productos de la empresa de Cupertino. Según el mismo, los nuevos MacBook Air llegarían en un empaque que conjugaría ciertas novedades de los recientes ya citados modelos.

Dispondría, por ejemplo, de un diseño renovado, similar al de los nuevos MacBook Pro, pero más liviano. Incluiría también una pantalla mini-LED y soporte múltiple para monitores externos. No obstante, este modelo carecería de la tecnología ProMotion, con tasa de refresco de hasta 120Hz. Tampoco añadiría los puertos HDMI o para tarjeta SD que han vuelto a hacer acto de presencia en los últimos terminales.

El MacBook Air y las reminiscencias del pasado

MacBook (2006)

Entre lo más llamativo se encontraría una variedad de colores muy amplia, como es el caso del iMac 24", y un borde blanco alrededor de su pantalla. De ocurrir, supondría una clara reminiscencia del MacBook original (2006) e, incluso, de la archiconocida gama iBook, que vio la luz por primera vez en 1999.

Precisamente por ello, se desconoce si Apple se inclinará por incluir también el 'notch' o muesca en su zona superior, que reclamaría un mayor protagonismo que en el caso de los MacBook Pro, cuyo marco es negro. Lo que sí empacaría sería una webcam 1080p, varios puertos USB-C, un cargador de 30W y un nuevo procesador llamado M2.

Este último sustituiría al actual M1 del MacBook Air, quedando, eso sí, por debajo de los M1 Pro y M1 Max de los MacBook Pro.

El MacBook Air podría llegar en los mismos colores que el iMac 24".

El citado gran cambio en el apartado estético, además, estaría haciendo pensar a Apple en un potencial cambio de nombre para la gama, eliminando la coletilla "Air" y dejando de manera única "MacBook". No sería la primera vez, puesto que de 2015 a 2019 la firma dispuso ya de unos portátiles ultracompactos que hicieron uso de dicha nomenclatura.

En cualquier caso, se espera que las nuevas máquinas sean presentadas a mediados del año próximo. Será el reemplazo natural del MacBook Air actual, suponiendo un paso más en esta nueva era para el Mac que la empresa liderada por Tim Cook inició el pasado año con la introducción de sus propios chips.