El producto más esperado de la keynote de Apple era, sin duda, el nuevo MacBook Pro. Durante los últimos años hemos escuchado cualquier cantidad de rumores relacionados con la renovación de este modelo, y ahora ya es oficial. Una buena parte de las filtraciones, incluso las que parecían demasiado buenas para ser verdad, se han cumplido al pie de la letra, pero también es cierto que el ordenador llega con una característica particular que, hasta hace unos días, nadie esperaba. Sí, nos referimos al tema del 'notch'.

Vamos por partes, porque hay mucho por hablar. En primer lugar, debes saber que esta es la mayor renovación del MacBook Pro desde 2016. Hablamos de aquella generación polémica que eliminó puertos esenciales, que introdujo la Touch Bar y un teclado con mecanismo de mariposa que tantos dolores de cabeza provocó. Incluso a la propia Apple, pues terminó prescindiendo de él en revisiones posteriores. Sin embargo, con el modelo presentado hoy, los de Cupertino buscan redimirse de sus errores.

Está claro, de hecho, que el nuevo MacBook Pro prioriza funcionalidad por encima de la apariencia. Atrás quedó la estrategia de hacer un ordenador lo más delgado posible a costa de sacrificar puertos. Tú mismo podrás notar que el grosor aumentó ligeramente en comparación con el modelo anterior. ¿Por qué? Esta generación trae de vuelta el puerto HDMI, cuyas dimensiones sí o sí requerían mayor espacio. Otra que vuelve, para regocijo de los fotógrafos y editores de vídeo, es la ranura para tarjetas SD. ¿Extrañabas el MagSafe? Pues también está de vuelta, ahora con un diseño más delgado.

Además, la portátil adopta el lenguaje de diseño industrial que predomina en otros dispositivos de Apple. Es decir, los bordes planos que ya vemos en generaciones recientes del iMac, iPhone y ciertos modelos del iPad. Así pues, la compañía sigue dedicando esfuerzos para unificar el look de sus productos. En relación a los tamaños, se ofrecerá en modelos de 14 y 16 pulgadas, como ya se esperaba. ¿Hay diferencias más allá de las dimensiones? Te respondemos a continuación.

Procesadores M1 Pro y M1 Max, los cerebros que lo pueden todo

Internamente, la mayor novedad del nuevo MacBook Pro es su procesador. Apple ha presentados a dos nuevos miembros de la familia Apple Silicon, los M1 Pro y M1 Max de 5 nanómetros, cuyo salto en rendimiento respecto al M1 tradicional es brutal.

El M1 Pro multiplica el ancho de banda de memoria hasta los 200 GB/s. Su CPU integra 10 núcleos, de los cuales 8 son de alto rendimiento y 2 de alta eficiencia. Por su parte, la memoria unificada puede alcanzar los 32 GB. Según Apple, el M1 Pro ofrece 70% mayor rendimiento que el M1, que no es un dato menor viendo los excelentes resultados que ya ofrecía la primera versión del chip. La GPU no se queda atrás, ya que se apoya en 16 núcleos y su rendimiento dobla al antecesor (con soporte para hasta 2 monitores 6K).

Pero la joya de la corona es el M1 Max, una auténtica bestia para los usuarios más exigentes. Este procesador, aunque no lo creas, dobla los números del M1 Pro en casi todos los sentidos. El ancho de banda de memoria llega a 400 GB/s y su GPU ofrece 32 núcleos (con soporte para hasta 4 monitores 6K externos), mientras que la memoria unificada se puede incrementar hasta 64 GB. El CPU, eso sí, se mantiene igual (10 núcleos).

En ambos casos, se ofrece compatibilidad con el estándar Thunderbolt 4 y los códecs H.264, HEVC y ProRes.

Pantalla Mini-LED, con 'notch'...

No hay ninguna duda de que, al abrir la portátil, te llevarás una gran sorpresa. Su pantalla tiene un notch para dar espacio a la nueva cámara FaceTime HD (1080p). ¿Por qué recurrir a un componente que ha sido tan criticado en el iPhone? Apple disminuyó drásticamente el grosor de todos los marcos laterales, por lo que vio se obligado a crear una muesca que albergara la cámara. Es importante mencionar que no tiene FaceID.

La pantalla del nuevo MacBook Pro se sube al tren de la tecnología Liquid Retina XDR. Dicho en otras palabras: el panel es Mini-LED, que representa un avance importante gracias al contraste mejorado y negros más profundos. La tasa de actualización igualmente se verá beneficiada hasta los 120Hz gracias a la tecnología ProMotion (la misma del iPad Pro y iPhone 13 Pro).

En lo correspondiente a la resolución, la pantalla del MacBook Pro de 14" es de 3024 x 1964 (254 píxeles por pulgada). En el hermano mayor de 16" se eleva a 3456 x 2234, manteniendo la misma densidad de píxeles.

Conectividad, batería y teclado reforzados

Retomando el tema de las conexiones, el nuevo MacBook Pro incluye un puerto HDMI, lector de tarjetas SD, 3 puertos USB-C Thunderbolt 4 y el conector para auriculares de 3,5 mm. El cargador MagSafe no solo cambia su diseño, también sus prestaciones. Es compatible con carga rápida para recargar hasta el 50% de la batería en tan solo 30 minutos. Quizá te estés preguntando: ¿sigue siendo posible alimentarla mediante los puertos USB-C? Sí, entonces tiene dos opciones de recarga.

De acuerdo a Apple, la batería del MacBook Pro de 14" puede durar hasta 17 horas en reproducción de vídeo. El de 16" eleva la autonomía hasta las 21 horas. Estos datos son sorprendentes si tenemos en cuenta el potencial de sus procesadores. "A diferencia de otros portátiles profesionales que pierden rendimiento cuando no están conectados, el MacBook Pro ofrece el mismo nivel de rendimiento tanto si está conectado como si utiliza la batería. Esta combinación sin precedentes de rendimiento del sistema, rendimiento con batería y duración de la misma, distingue al MacBook Pro de todos los demás portátiles", menciona la empresa.

Pasando al teclado, nos encontramos con un Magic Keyboard que se despide, al fin, de la Touch Bar. En su lugar se han incorporado las teclas de función físicas en tamaño estándar que tanto extrañaban los profesionales. Estas últimas, por cierto, tienen nuevos atajaros para Spotlight, Siri, Dictado y el modo No Molestar. Para finalizar, el TouchID ahora está ubicado en la tecla de encendido (esquina superior derecha).

Sonido de alta calidad

Desde la generación anterior, Apple puso especial énfasis en la calidad de sonido de su gama de ordenadores portátiles, y con el nuevo MacBook Pro no ha sido la excepción. En este sentido, el ordenador destacada por un sistema de seis bocinas, que a su vez está conformado por 4 woofers con cancelación de fuerza y dos tweeters de alto rendimiento. Esos, en conjunto, permiten ofrecer Audio espacial al reproducir música o vídeo compatible con Dolby Atmos.

Precio y disponibilidad del nuevo MacBook Pro

El nuevo MacBook Pro ya se puede reservar desde hoy mismo en España; las entregas comienzan a finales de octubre o principios de noviembre. El modelo de 14" inicia desde 2.249 euros y el de 16" en 2.749 euros. Estos precios, desde luego, pertenecen a sus configuraciones más básicas.

En México todavía no se puede reservar —tampoco tiene fecha de lanzamiento—, pero ya sabemos los precios. La versión de 14" arranca desde $52,999 y el de 16" en $66,499. Sí, sin ligeramente más caras que las portátiles anteriores.