Twitter oficializó una de las opciones más pedidas en el último tiempo: que los Espacios se puedan grabar nativamente. La red social ahora les permite a los anfitriones registrar las conversaciones para posteriormente compartirlas en un tuit, pudiendo así ampliar su alcance y audiencia.

Por el momento, la posibilidad de grabar los Espacios de Twitter se encuentra disponible solamente para algunos anfitriones que utilizan iOS. Sin embargo, las grabaciones pueden ser escuchadas y compartidas por todos los usuarios, sin importar si utilizan la plataforma desde un iPhone o un móvil Android.

Vale destacar que, si bien por ahora la función está al alcance de un número limitado de usuarios, Twitter espera ponerla a disposición de todos los anfitriones en las próximas semanas.

Estamos hablando de una función muy útil, especialmente si tomamos en cuenta que desde hace pocos días Twitter admite que todos los usuarios creen sus propios Espacios. Además, la posibilidad de grabar las conversaciones permite que quienes se pierdan la charla en vivo puedan acceder a ella en cualquier otro momento.

¿Cómo se graban los Espacios de Twitter?

Los anfitriones que ya tienen disponible esta nueva opción deben activarla manualmente antes de lanzar el Espacio. Al elegir el título y los temas de la conversación, también aparece el botón "Grabar Espacio"; en tanto que los participantes de la conversación verán un ícono que les notificará que existe una grabación en curso.

Una vez finalizada la grabación de los Espacios de Twitter, los anfitriones podrán incluirla en un tuit para que cualquier persona acceda a la misma. Los registros estarán disponibles públicamente durante 30 días, aunque los organizadores de los Spaces podrán eliminarlos antes de dicho período, si así lo desean.

De todos modos, los Espacios grabados permanecerán almacenados en los servidores de Twitter durante 120 días para su moderación. Según explica la red social, los archivos se mantienen durante dicho período para revisarlos en caso de que violen sus términos de servicio.

Antes de habilitar la grabación de los Espacios, Twitter ya mantenía una copia de los mismos como medida de control; y si bien existía un modo alternativo para descargarlos, no se podían compartir nativamente. Sin embargo, la plataforma ahora parece haber cambiado su postura con respecto a qué tan efímeras pueden ser las conversaciones en sus salas.