Sin tiempo para morir ha sido una de las grandes sorpresas del año. No solo demostró el poder para la taquilla de James Bond — incombustible a pesar de su longevidad — , sino que fue una gran despedida para Daniel Craig. El Bond del millenium se despidió de los fans y la franquicia con una película elegante, exagerada y dramática que resultó en un éxito inesperado. Y no solo es la única franquicia repleta de películas de espías

Pero la de Fukunaga logró algo más: reverdecer el género. Uno que, a pesar de su histórica repercusión en el mundo del cine, ha tenido unas cuantas décadas de capa caída. Bond, sin embargo, logró lo que parecía casi imposible. Interesar a toda una nueva generación de amantes del cine en las tradicionales y enrevesadas tramas de intrigas internacionales, armas complicadas y acción.

Si como mucho cinéfilos, amaste Sin tiempo para morir y estás en la búsqueda de otras películas similares, te dejamos algunas recomendaciones. Unas cuantas de la franquicia Bond y otras, de grandes películas del género que sin duda, disfrutarás por su complejidad y argumento complejo.

Grandes películas de espías

'El ultimátum de Bourne', de Paul Greengrass

La adaptación de la novela de Robert Ludlum, completa la trilogía Bourne y lo hace con una fascinante mirada al género de acción. Se trata de una sólida combinación entre la búsqueda de Jason Bourne (Matt Damon) de su pasado y también, una respuesta a su futuro. 

La película tiene el mismo tono ominoso y levemente emocional de Sin Tiempo para morir. Además, utiliza la misma percepción de la urgencia de un final inminente para crear tensión. Si la más reciente Bond te pareció una mezcla de buenos elementos sobre el cine de espías, la versión de Greengrass del género te encantará. 

'La roca', de Michael Bay

Cualquier producción que incluya el icónico Sean Connery y al inclasificable Nicolas Cage puede considerarse afortunada. Mucho más en una época en que Michael Bay buscaba innovar con buenos resultados en el cine de acción. La roca, de hecho, es un experimento que combina la fórmula Bond, con algo más peculiar y emocional. Es inteligente, monumental y también, un recorrido brillante a través de thriller de espías combinado con acción al estilo Bay.

Por extraño que parezca, Sin tiempo para morir comparte con La roca (además de un antiguo Bond), el peso de la identidad y el legado. Ambas ponderan sobre temas parecidos y de hecho, tanto una como la otra, celebran la idea de una herencia intelectual. ¿Qué más se puede pedir? 

'Kingsman: el círculo dorado', de Matthew Vaughn

La - por ahora — duología que cuenta la historia de la misteriosa agencia Kingsman tiene mucho que agradecer al agente secreto de Su Majestad. Basada en la obra de Mark Millar, no sólo tiene temas análogos con la longeva franquicia. También guardan semejanza en la forma en que analizan la figura del espía. Por supuesto, también comparten su trasfondo enigmático y elegancia flemática en situaciones extremas.

No obstante, Kingsman: el círculo dorado es mucho más Bond de lo que parece. Con una mirada semejante a los vínculos del pasado y la incertidumbre del futuro, también es un recorrido por lo mejor del género de espías. Exagerada, melodramática y visualmente deslumbrante, la película es un experimento afortunado sobre los códigos del cine de acción. Una versión semejante a la extraña decadencia monumental de Sin tiempo para morir. 

'El topo' (Tinker Tailor Soldier Spy), de Tomas Alfredson

Esta brillante adaptación de la novela del mismo nombre de John Le Carré es una elegantísima visión sobre el mundo del espionaje. Protagonizada por Gary Oldman y dirigida con pulso firme por Tomas Alfredson, el argumento lleva a la pantalla un mundo misterioso. 

Con Sin tiempo para morir comparte el aire de punto final, de secuencia postrera de una historia más grande. También, la sensación perenne que el mal (contemporáneo y retorcido) avanza hacia algo más complejo. Si eso no te convence, su elenco de estrellas, que además de Oldman incluye Benedict Cumberbatch y Colin Firth, quizás lo haga.

'Casino Royale', de Martin Campbell

Y si quieres cerrar el ciclo Craig como Bond con la película que empezó todo, Casino Royale no decepciona. Craig muestra aquí todo lo que convirtió a su versión de Bond en un éxito de taquilla y de crítica. No solo es una inteligente adaptación del libro homónimo sino también, un brillante recorrido por la mitología Bond. 

Como si eso no fuera suficiente, el elenco de estrellas es de antología. Eva Green, Mads Mikkelsen, Jeffrey Wright y Judi Dench brindan solidez y relevancia al guion. Pero también crean una historia incómoda y poderosa que marcó un nuevo rumbo en la franquicia más antigua del cine. Toda una puerta abierta hacia la aventura emocional y competente de Sin tiempo para morir.