Todos sabemos que la red Starlink es uno de los proyectos más ambiciosos de los últimos años. La iniciativa de SpaceX es llevar conectividad a internet a todos los rincones del planeta, a través de miles de satélites que operan en la órbita terrestre baja. El dato peculiar es que investigadores estadounidenses utilizaron los satélites de Starlink para determinar la localización de un objeto en tierra; es decir, los convirtieron en una especie de GPS.

Según publica Ars Technica, los especialistas a cargo del experimento fueron capaces de determinar su propia ubicación con una precisión de casi ocho metros. Para ello utilizaron la señal de seis satélites de la red Starlink, que registraron durante aproximadamente 13 minutos. Claramente, el proceso no es rápido, pero demuestra que la infraestructura de SpaceX se puede utilizar en una tarea para la cual no fue diseñada, y con gran precisión.

Zak Kassas, un ingeniero mecánico y aeroespacial, fue uno de los responsables de la investigación, y detalló cómo lograron rastrear una ubicación en tierra con Starlink. "Escuchamos la señal y luego diseñamos algoritmos sofisticados para identificar nuestra ubicación, y demostramos que funciona con gran precisión. Y si bien Starlink no se diseñó con fines de navegación, demostramos que es posible aprender partes del sistema lo suficientemente bien como para usarlo para ello", indicó.

El equipo de investigadores se completó con los también ingenieros Joel Khalife y Mohammad Neinavaie. Vale destacar que el primer resultado obtenido con el experimento no fue muy preciso; el mismo determinó la posición con una diferencia de casi 26 metros en comparación con la ubicación real. Sin embargo, se mejoró drásticamente la exactitud de la localización al incorporar un altímetro al equipamiento; así se logró el dato final de 7,7 metros de precisión. Los datos técnicos completos se han publicado con el estudio en este enlace.

Sin lugar a dudas, el informe es muy interesante porque consigue explotar un potencial "desconocido" de los satélites Starlink. Evidentemente, se trata de una prueba inicial para un sistema que no se ha pensado (aún) como una alternativa para los GPS como los conocemos actualmente. Sin embargo, la idea puede evolucionar favorablemente conforme pase el tiempo y aumente la red de SpaceX.

Kassas explicó a Ars Technica que todavía no han sido capaces de captar la señal de varios satélites en simultáneo. Pero están trabajando en un nuevo experimento sobre estimación de posicionamiento en tiempo real; el mismo sí requerirá el uso de la señal de cuatro satélites de Starlink al mismo tiempo. Incluso mencionó que cuando SpaceX avance en su plan de lanzar decenas de miles de satélites, se logrará navegación en tiempo real y un nivel de precisión mucho mayor al que han conseguido hasta ahora.