SpaceX, la empresa aeroespacial de Elon Musk, podrá operar sus satélites Starlink en órbitas más bajas de lo previsto en un inicio.  Así lo decidió este martes la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos. Esta decisión afecta a 2.814 satélites de Starlink y ha sido una derrota parcial para sus competidores Amazon y OneWeb, según ha informado The Verge

Tanto Amazon como OneWeb intentaron frustrar los planes de SpaceX señalando la posibilidad de que las bajas órbitas crearan “interferencias de frecuencias y aumentara el riesgo de colisiones entre satélites”, según indica el medio. Sin embargo, la FCC no consideró que pudiera haber este tipo de problemas: Starlink “no crea problemas de interferencia significativos”, señaló la comisión. En cambio, sí apoyó los motivos de la empresa de Elon Musk para hacer estos cambios al hablar de que están “centrados en la seguridad” de la constelación de satélites. Por ejemplo, será más fácil deshacerse de los satélites que ya no sirvan, mandándolos a la atmósfera terrestre. 

A pesar de que la concesión de la FCC parece absoluta, no lo es. De hecho, ha realizado varias peticiones a SpaceX a cambio de aceptar que sus satélites tengan órbitas más bajas. Las condiciones de la aprobación incluyen que la empresa aeroespacial de Musk debe coordinarse con otros operadores de satélite para evitar que Starlink interfiera con otras constelaciones. Además, cada seis meses tendrán que presentar informes sobre los fallos de Starlink. En estos deben incluirse los posibles acercamientos a otros satélites y las maniobras que se hagan. 

La competencia con Amazon y OneWeb

SpaceX, OneWeb y Amazon tienen planes similares: dotar de Internet a cualquier parte del mundo. Esto significa que son necesarios satélites para poder hacerlo de la mejor forma posible. Y esto es lo que nos ha traído aquí: los satélites. Pero también la competencia entre las tres empresas.

Starlink actualmente tiene 1.300 satélites en órbita

Starlink es el proyecto que está más avanzado. Cuentan ya con más de mil satélites en el espacio y se espera que lancen miles más próximamente. No han dado un número exacto, por el momento. Pero sabiendo que en 2019 se les aceptaron 1.584 satélites en órbitas más bajas de lo normal y ahora otros 2.814, el número es más cercano a unos 4.000.

Por su parte, OneWeb tiene previsto alcanzar los 648 satélites orbitando la Tierra, aunque por el momento tan solo tiene 182, según informa The Verge. En cuanto a Amazon, todavía no ha lanzado ninguno de los suyos, aunque la FCC aprobó el año pasado que para 2026 su red Kuiper tenga 3.236 satélites en órbita. Eso no quita que ambas empresas puedan enviar más en un futuro, pero tendrá que ser previa aprobación de la FCC.

Actualmente hay 1.300 satélites de Starlink orbitando la Tierra. La idea de SpaceX y Elon Musk es que la constelación de satélites provea de mejor Internet a sus usuarios. Algo similar pretenden hacer desde la Generalitat de Catalunya también con el reciente lanzamiento de Enxaneta.

Starlink tendrá en el futuro cada vez más satélites y esto puede dificultar las observaciones que realizan los astrónomos. De hecho, el año pasado expertos del Laboratorio Nacional de Investigación en Astronomía Óptica-Infrarroja de NSF (NOIRLab) lanzaron un manifiesto pidiendo cambios en esta y otras constelaciones de satélites. Saben que es imposible que no se lancen, pero los cambios son necesarios para que todos podamos tener del espacio lo que nos interesa. Unos, Internet. Otros, observaciones que nos ayuden a conocer mejor el universo y cómo funciona.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.