Después de esperar casi tres años desde su última actualización, Amazon anunció una nueva versión del Kindle Paperwhite. El reconocido e-reader llega con varias novedades, aunque sin alejarse demasiado de la fórmula que lo popularizó internacionalmente. En este caso las mejoras son puntuales, tanto en hardware como en software, y llegan para fortalecer los aspectos positivos ya conocidos y dar respuesta en algunos apartados en los que se quedaba un poco corto.

Lo primero a destacar es que el nuevo Kindle Paperwhite ahora tiene una pantalla de mayor tamaño. El panel E-Ink ahora es de 6,8 pulgadas, presume mayor brillo y permite ajustar la temperatura del color. Un punto importante para remarcar es que se mantiene la densidad de pixeles por pulgada del modelo anterior (300 ppp) a pesar de la pantalla más grande.

El otro dato notorio es que por fin Amazon ha dotado al dispositivo con un puerto USB-C. La versión anterior del Kindle Paperwhite, lanzada en 2018, todavía incluía un micro USB, y era una de las grandes críticas de los usuarios. De modo que la actualización no solo es bienvenida por tratarse de un tipo de conexión que ya vemos en un amplio abanico de equipos, sino también porque se reduce el tiempo de carga de la batería; específicamente, el lector se puede cargar por completo en solo dos horas y media.

Y la autonomía es otra de las grandes facetas de esta actualización del e-reader. Según Amazon, el renovado Kindle Paperwhite aumenta la duración de su batería a aproximadamente 10 semanas. Sin dudas se trata de un salto importante en comparación con las seis semanas que ofrecía el modelo anterior con una sola carga.

Pero esto no es todo, ya que el dispositivo también incorpora un nuevo procesador que, de acuerdo con la firma dirigida por Andy Jassy, permite "dar vuelta las páginas un 20% más rápido", siempre en comparación directa con el modelo anterior, claro está. Pero esto no lo consigue solamente gracias al hardware, sino con la inclusión de mejoras al software de Kindle.

El nuevo Kindle Paperwhite de Amazon no cambia demasiado en diseño

Kindle Paperwhite - Imagen: Amazon

Estéticamente el Kindle Paperwhite se mantiene en línea con su predecesor. Para acomodar el panel de 6,8 pulgadas, Amazon ha optado por reducir mínimamente los bordes; y esa es la modificación más notoria a primera vista. Por otra parte, vale destacar que el dispositivo ahora cuenta con 17 LEDs dedicados a la retroiluminación del frontal, un cambio drástico en comparación con los cinco de la versión del 2018.

El almacenamiento se mantiene en 8 GB, aunque Amazon también introdujo una variante de mayor capacidad. Se trata del Kindle Paperwhite Signature Edition, que llega con 32 GB de espacio interno y algunas novedades extras; por ejemplo, esta versión es compatible con carga inalámbrica Qi e incluye un sensor para ajuste automático de la luz. Esta última función la ha heredado del Kindle Oasis, claramente.

Las mejoras no llegan gratis, por supuesto. Mientras el nuevo modelo del Kindle Paperwhite llega al mercado con un precio que inicia en 139,99 dólares, el valor de la Signature Edition comienza en 189,99 dólares. Pero esto no es todo, ya que también Amazon ha presentado una versión del Kindle Paperwhite para niños; es básicamente el mismo dispositivo, pero con funciones infantiles, sin anuncios, y con dos años de garantía, y cuesta 160 dólares.

Kindle Paperwhite - Imagen: Amazon

La preventa del dispositivo comienza hoy y se espera que llegue a los compradores desde el 27 de octubre.