La inmersión de Netflix en la industria de los videojuegos no era ningún secreto. Sin embargo, ha sido este martes cuando la compañía ha anunciado oficialmente los cinco primeros títulos de los que podrán disfrutar los suscriptores españoles en teléfonos móviles con Android.

Estos juegos serán completamente gratuitos para aquellas personas que tengan una suscripción a la plataforma. Tampoco tendrán ningún tipo de anuncio ni micropagos asociado.

Los primeros videojuegos de Netflix son Stranger Things: 1984, Stranger Things 3: The Game, Card Blast, Teeter Up y Shooting Hoops. En la aplicación para móviles Android aparecerá ahora un carrusel con todos estos títulos. Y al presionar sobre el botón de descarga de alguno de estos juegos, la aplicación redirigirá al usuario a Google Play Store, donde podrá iniciar la instalación del mismo. Es decir: el juego no habita en el interior de la aplicación de Netflix, sino que se trata de una aplicación independiente que, eso sí, se inicia desde la propia app de streaming.

Estos primeros videojuegos de Netflix son sencillos en dinámica. Por el momento, la propuesta de la compañía se enfoca en el gaming casual en lugar de intentar competir con compañías como Epic Games, Microsoft, Sony o incluso Nintendo, asentadas en el sector.

La compañía, por el momento, no ha implementado esta misma opción en su aplicación para iOS. Tampoco ha anunciado cuándo podrían llegar o si llegarán a dicha plataforma.

¿Por qué Netflix ha decidido entrar en el campo de los videojuegos?

Las personas tienen una cantidad máxima de tiempo libre al día. Y el objetivo que tienen las plataformas de streaming es ocupar la mayor cantidad posible del mismo. Sin embargo, ese mismo objetivo también lo tienen los medios de comunicación, las cadenas de televisión, las retransmisiones deportivas e incluso los videojuegos. Todos ellos compiten por un mismo premio: nuestra atención.

Bajo esta lógica, la competencia de Netflix no es solo HBO Max, Disney Plus o Apple TV+; también entran en esta ecuación negocios como PlayStation o Microsoft, quienes también buscan captar la atención de los usuarios con sus videojuegos en un mundo en el que la oferta de contenidos supera con creces nuestra capacidad de disfrute.

La entrada de Netflix en el mundo de los videojuegos, por lo tanto, es una forma más de competir por esa atención que cada vez se diluye entre más contenidos y plataformas. También es una forma de aportar valor a los consumidores a la par que fidelizan a los mismos, pues es posible que mucho de estos títulos giren en torno a universos ya definidos por la compañía mediante series o películas –como es el caso de Stranger Things–.