Microsoft está convencida de que Windows 11 superará ampliamente a cualquier versión anterior. No solo gracias a su nuevo diseño y herramientas precargadas que buscan potenciar a los usuarios, sino también a un importante salto de rendimiento.

Pero, ¿cómo puede Windows 11 funcionar más rápido que Windows 10 sobre el mismo hardware? El vicepresidente de Microsoft, Steve Dispensa, ha brindado detalles de los cambios implementados por la compañía para lograr que todo vaya más fluido.

Dispensa aseguró que la compañía "ha trabajado mucho en la gestión de la memoria para favorecer las ventanas de aplicaciones que se ejecutan en primer plano de modo que se prioricen con más CPU y otros recursos del sistema".

La optimización de primer plano de Windows 11 no solo aplica a las ventanas, sino también a la interfaz de usuario. Además, quienes usen Microsoft Edge podrán beneficiarse con la función Sleeping Tabs que pone en pausa la pestañas inactivas.

"Cuando presentamos esto, vimos un ahorro promedio del 32% para la memoria y del 37% para el uso de la CPU", añadió Dispensa, quien aseguró que todas las mejoras combinadas darán como resultado una mayor duración de la batería.

Windows 11 también debería reanudarse mucho más rápido del modo suspensión. Para lograr esto, los de Redmond han optimizado las llamadas a los componentes de hardware que necesitan encenderse para una mejor administración general de la memoria.

Windows 11 tendrá actualizaciones más ligeras

Crédito: Microsoft

Pero hay más. Muchos sabrán que Windows Update no es el sistema de actualización más eficiente. En ocasiones, el volumen de las descargas es mucho mayor a lo necesario debido que se incluyen componentes innecesarios.

Microsoft quiere poner fin a esta situación. En este sentido, las actualizaciones de Windows 11 deberían ser "hasta un 40% más pequeñas". Los cambios de deben a que el sistema solo descargará los archivos necesarios.

No obstante, muchos se quedarán sin experimentar estas mejoras. Aunque Microsoft permitirá instalar, únicamente de forma manual, Windows 11 en ordenadores no cumplan con los requisitos mínimos, la compañía no les entregará actualizaciones.

El sistema operativo de nueva generación llegará el próximo 5 de octubre. A partir de esa fecha, la actualización se irá distribuyendo de forma gradual. Microsoft ha dicho que espera que a mediados de 2022 Windows 11 ya haya llegado a todos los dispositivos.