Honor, la que fue marca de Huawei desde 2013, consiguió esquivar al veto de Estados Unidos al convertirse en una compañía independiente. La firma china fue adquirida por consorcio de más de treinta compañías. Desde entonces, ha podido lanzar smartphones con chips 5G y los servicios de Google, aunque esto podría durar poco. Según The Washington Post, las agencias de seguridad de Estados Unidos están valorando incluir a Honor en la lista negra.

El citado medio asegura que cuatro de las agencias de seguridad encargadas de tomar este tipo de decisiones no se ponen de acuerdo. Por un lado, los miembros del Departamento del Pentágono y Energía están a favor de aplicar un veto a la compañía china, mientras que el Departamento de Comercio y el Departamento de Estado no creen que Honor suponga una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

La división de opiniones entre las delegaciones ha ocasionado un aplazo en la decisión. Deberán ponerse de acuerdo para valorar si finalmente Honor pasa a formar parte de la lista negra, pero en el caso de que continúen con indiferencias, será el Gabinete de los Estados Unidos quien tenga la última palabra. En este caso, tomará la decisión el presidente Joe Biden.

¿En qué podría afectar el veto de EE. UU. a Honor?

Honor, por el momento, no se ha pronunciado al respecto, pero, ¿qué pasaría si la marca pasa a formar parte de la lista de entidades del Departamento de Comercio? Si bien las restricciones son diferentes para cada firma, es probable que Honor, al igual que Huawei, tampoco pueda utilizar servicios y tecnologías de compañías estadounidenses sin una licencia. La que fue empresa matriz de Honor desde 2013 hasta 2020 apenas puede hacer negocios como Microsoft o Qualcomm, donde las tecnologías 5G no están presentes.

Huawei, recordemos, comenzó a formar parte de la lista negra de EE. UU. en 2019, cuando la administración de Donald Trump la catalogó como una compañía de "amenaza para la seguridad nacional". Desde aquel momento, la firma de Shenzhen se vio obligada a lanzar smartphones sin los servicios de Google y meses después comenzó a encontrarse com importantes limitaciones a la hora de adquirir componentes para fabricar sus smartphones.

Xiaomi, también llegó a formar parte de la lista negra. La compañía, sin embargo, consiguió llegar a un acuerdo con la actual administración de Biden tras presentar una demanda.