Death Stranding Director's Cut, que apenas tiene unos cuantos días entre nosotros, trae consigo más novedades de las que esperábamos. En nuestro análisis te contamos todo lo que puedes esperar a nivel de experiencia jugable, sin embargo, hoy podemos añadir otro elemento a la lista. Se trata de un sorprendente —y escalofriante— huevo de pascua de P.T. (Silent Hills), aquella demo con la que Kojima maravilló a los jugadores de la PlayStation 4 durante 2014.

El easter egg surge, específicamente, en la bañera de la habitación de Sam Porter Bridges, protagonista de Death Stranding. Como tú mismo podrás observar en el vídeo inferior, dicho personaje tiene una pesadilla en la que una criatura misteriosa aparece en la bañera. Sus movimientos son prácticamente idénticos a los de Lisa, el fantasma de P.T. Pocos segundos después, el "espectro" rompe el cristal y se lanza contra Porter.

Por fortuna para el personaje, todo quedó en una pesadilla. Otro punto curioso es que nadie ha podido descubrir si el jugador requiere realizar pasos concretos para que suceda, o simplemente ocurre al asar, pues no todos han tenido la oportunidad de verlo. Lo que sí está claro es que la versión original de Death Stranding, que vio la luz en 2019 en la PS4, no incluía este huevo de pascua.

La referencia en Death Stranding tiene todavía mayor relevancia porque Norman Reedus, el actor que interpreta a Sam Porter Bridges, también era el protagonista de Silent Hills. La historia que rodea al juego seguramente ya la conoces. El proyecto, que también contaba con la participación del cineasta mexicano Guillermo del Toro, fue cancelado sorpresivamente por Konami en 2015. La situación derivó en la salida de Kojima y en que P.T. se convirtiera en una experiencia de culto.

El regreso de Silent Hill es tan ansiado que internet enloqueció con las teorías sobre Abandoned, el misterioso título de terror anunciado el pasado abril. Muchos creían que se trataba, en realidad, de una nueva entrega de Silent Hill. Sin embargo, conforme transcurrieron las semanas, fue más evidente que todo era una estrategia de marketing que se salió de control.