Los Director's Cut han comenzado a ganarse un lugar en el catálogo first-party de la PlayStation 5. Ese término que inicialmente se hizo popular en el cine ahora es adoptado en los videojuegos para diferenciar a los relanzamientos de sus versiones originales. El primer paso fue responsabilidad de Ghost of Tsushima, y ahora es la obra más reciente de Hideo Kojima la que sigue el mismo camino. Death Stranding Director's Cut ya está aquí y estas son nuestras impresiones.

Death Stranding fue uno de los títulos más comentados de 2019; su propuesta jugable y narrativa dividió la opinión de toda la industria y fue el centro del debate durante varias semanas. Siempre quedó claro, eso sí, que no es un juego para todos. De este punto se originan los argumentos de sus principales detractores. Sin embargo, con el Director's Cut, Kojima Productions pretende ganarse un lugar entre los jugadores que, por una u otra razón, no se subieron al barco del lanzamiento original.

Que lo anterior no se malentienda. Si ya jugaste Death Stranding, el Director's Cut es una excelente oportunidad para revistar la interesante aventura de Sam Porter Bridges —puedes importar tu progreso—. Esto a pesar de no incluir una expansión de la historia como sucedió en Ghost of Tsushima: Director's Cut. No obstante, es imposible negar que una buena parte de las novedades introducidas están enfocadas en atraer a un nuevo sector del público.

Y es que algunas de los procesos que se consideraron tediosos —o aburridos— de la versión original, ahora están complementados, incluso simplificados, por añadidos que le dan un giro a la experiencia. Básicamente, Hideo Kojima y sus dirigidos se centraron en facilitar y hacer más divertidas determinadas actividades como los trayectos y las entregas. Tomando en cuenta que ambas son pilares durante toda la aventura, entonces puedes esperar que tu experiencia se desarrolle de una forma diferente a la que propuso en el título de 2019.

Por ejemplo, Sam podrá llevar consigo unos propulsores integrados en su exoesqueleto. Con este aditamento puedes descender desde zonas elevadas en cuestión de segundos. Lo más importante es que no pones en peligro la integridad del protagonista y tampoco la de la carga. Recordemos que en Death Stranding resulta fundamental proteger todos los objetos que llevamos en la espalda. Con los propulsores, trasladarse de un punto a otro es más sencillo y, sobre todo, más rápido. Eso sí, mucho ojo con intentar descender cuando llevas una gran carga.

En la versión original contábamos con el apoyo de bots de entrega para completar pedidos sin la intervención de Sam. No obstante, en Death Stranding Director's Cut, un robot puede ser nuestro compañero de viaje. No solo para responsabilizarse de la carga, también para convertirse en nuestro transporte autónomo. Si ya eran de gran ayuda para hacer entregas, ahora imagina tener a uno a tu lado durante gran parte del trayecto.

Para finalizar con las novedades en cuanto a la experiencia de traslados y entregas se refiere, no puedo olvidar la catapulta, una máquina de grandes dimensiones que te permite lanzar carga hacia un punto alejado del mapa. Su papel es clave cuando, por ejemplo, necesitamos cruzar un terreno peligroso y no queremos arriesgar la carga. En otras situaciones simplemente puede agilizar la entrega de un pedido. Las nuevas rampas y puentes también cumplen el mismo propósito.

Seguramente hasta este punto del análisis ya pudiste identificar que, efectivamente, Death Stranding Director's Cut pretende facilitar tus tareas en el mundo abierto. Por supuesto, para aprovechar los complementos descritos, se agregaron nuevas misiones de entrega. Es otro pretexto para volver a pisar el mundo abierto. Y si es la primera vez que lo haces, tendrás más contenido por disfrutar.

Aunado a lo anterior, debes saber que te encontrarás con sorpresas en el equipamiento. Hay nuevas armas para hacer frente a los enemigos y aditamentos que permitirán mejorar tu exoesqueleto para agilizar los movimientos de Sam. Incluso tendrás la oportunidad de probarlos en un campo de entrenamiento, que también debuta. Igualmente se ofrecen nuevas opciones de personalización para cambiar el look de algunos elementos. Cabe recalcar que estos últimos son meros añadidos visuales y no interfieren en la jugabilidad.

Kojima Productions y Sony, previo al lanzamiento, hicieron énfasis en que Death Stranding Director's Cut aprovecha el hardware de la PlayStation 5 ofreciendo los modos rendimiento y fidelidad. El primero corre a 60 FPS, mientras que el otro apuesta por una resolución 4K con tasa de refresco disminuida. Mi recomendación es que lo juegues en modo rendimiento; es el que realmente marca diferencia.

Notarás, además, una diminución en los tiempos de carga gracias al almacenamiento SSD de la PS5. El DualSense, por su parte, se integra bastante bien con la retroalimentación háptica y los gatillos adaptativos. El mando destaca, sobre todo, durante el combate, pues sentirás la tensión de los gatillos al disparar. Al existir una gran cantidad de interacciones jugables, la experiencia sensorial ganó muchos puntos en el Director's Cut. Por desgracia, no puedo decir lo mismo del Audio 3D, ya que la diferencia con el título original es casi imperceptible.

¿Es esta la versión definitiva de Death Stranding? Sí, sin duda. Ahora bien, sería complicado decir si sus principales novedades deberían haber estado presentes desde el lanzamiento original. Quizá el objetivo de Hideo Kojima siempre fue que el jugador sintiera la complejidad de intentar unir a la humanidad. Pero ante las reacciones negativas de un cierto sector del público, prefirió ser más condescendiente eliminando ciertos obstáculos que echaron para atrás a muchas personas. Perdió esencia, sí, pero ganó diversión.

Death Stranding Director's Cut estará disponible el 24 de septiembre de manera exclusiva en la PlayStation 5. Si ya tienes el título en tu PS4, puedes desembolsar 10 dólares/euros para dar el salto a la versión definitiva. Por esa cantidad, vale muchísimo la pena. Si nunca lo jugaste y jamás encontraste algo llamativo que motivara tu compra, dudo mucho que el Director's Cut haga cambiar tu opinión.