El iPhone 12 mini llegó como un móvil formidable. Al mismo nivel que el iPhone 12, Apple no sacrificó prestaciones para el más pequeño de la familia. La única diferencia era el tamaño de la pantalla, que venia a cubrir un nicho huérfano en la gama alta desde que el iPhone 6 emprendiese la escalada de las pulgadas, tal y como demandaba el mercado. Con su lanzamiento, el usuario que buscaba un terminal más comedido, pero con todas las prestaciones, no tenía que renunciar a nada.

No obstante, el iPhone 12 mini traía consigo una concesión. Y una importante: la autonomía. Si bien la serie de los iPhone 12 no se caracterizó por una autonomía desorbitada, a excepción del 12 Pro Max, la duración de la batería del iPhone 12 mini estaba muy por debajo, más por tamaño que por otra cosa, del resto de la gama.

Con el iPhone 13, Apple ha repetido la estrategia. El iPhone 13 mini no sacrifica prestaciones respecto al iPhone 13, pero ¿ha sucedido lo mismo con su autonomía?.

Para comprobarlo, hemos estado probando estos días el iPhone 13 mini, examinando su uso más allá de las nuevas prestaciones o novedades y centrándonos principalmente en la batería. Y si bien este campo, el de la autonomía, depende del uso personal de cada uno, desde el principio te podemos decir que Apple ha hecho un trabajo más que aceptable en este apartado.

Según los números –que por cierto Apple no ofrece oficialmente–, el iPhone 13 mini monta una batería de 9,34Wh, que en comparación con los 8,57Wh del modelo previo, suponen un aumento del 9%:

No obstante, la cosa no queda ahí. También entran en acción la inclusión del A15 Bionic y la eficiencia energética de otros componentes, que parece uno de los principales puntos partida tras las mejoras de autonomía que ofrece este iPhone 13 mini.

Mejoras en la autonomía del iPhone 13 mini en el día a día, pero sufre con la grabación de vídeo y la toma de fotos

iPhone 12 mini (arriba) vs iPhone 13 mini (abajo)

En este sentido, las mejoras están claras: el iPhone 13 mini ofrece, de media, entre 2 y 3 más de autonomía respecto al iPhone 12 mini. No obstante, existen algunas variaciones tras este incremento de autonomía, en función de sí tenemos activo o no el 5G. Con 5G, los números se reducen en unos 30-40 minutos para un uso general, aunque se mantienen más o menos iguales si no estamos haciendo un uso intensivo de la red, como por ejemplo ver una película.

Apenas hemos encontrado diferencias en la autonomía respecto a tener o no activada la sincronización en segundo plano de las aplicaciones, sabiendo que, además, el modo bajo consumo desactiva todas estas sincronizaciones y, por tanto, el sistema demanda un poco menos.

Otro punto interesante que hemos querido poner a prueba, que es un uso bastante común entre los usuarios, es la reproducción de vídeo por streaming. En el caso de YouTube, hemos conseguido unas 8 horas de reproducción continua en loop bajo Wi-Fi con la pantalla activa y el brillo al máximo. Unos número interesante en tanto que pocos usuarios van a hacer una reproducción continua de tantas horas.

Streaming continuo de Youtube, brillo máximo con Wi-Fi y 5G en momento puntuales combinado

Con el 12 mini, en esta misma prueba, hemos conseguido aproximadamente una hora y media menos, pero hay que tener en cuenta que es un terminal de un año cuya batería se ha esta utilizando, mientras que el iPhone 13 mini tiene la batería nueva. En ambos modelos, se ha restaurado la misma copia de seguridad desde cero.

En las pruebas de uso combinado, es decir, un poco de todo –tratando imitiar lo que usaría cualquiera en el día a día (correo, mensajería, navegación y algún que otro vídeo puntual)–, el iPhone 13 mini permite llegar al final de la jornada manteniendo todavía un 20% de autonomía y sin activar el modo de bajo consumo. Mientras, el iPhone 12 mini, en la misma prueba, apenas ha dejado margen de un 10% de batería.

Una nota a este respecto: al igual que con el iPhone 12 mini, el iPhone 13 mini sufre bastante en términos de batería si hacemos un uso intensivo de la cámara. Y especialmente de la grabación de vídeo, sobre todo el nuevo modo cinematográfico.

Esto deja claro que las mejoras generales en la batería del nuevo iPhone 13 mini son incrementales respecto a las del 12 mini, pero tampoco no son gamechanger. De hecho, la batería del 13 mini está un poco más en línea con lo que ofrece el iPhone SE de segunda generación, quizá un poco más holgada en según qué situaciones, pero no un salto generacional.

Diferentes usos probadosiPhone 13 miniiPhone 12 mini
Navegación y uso general sobre 5G/Wi-Fi combinado14 horas con unas 5h 30 min de pantalla encendida hasta bajar al 10%10 horas con unas 5h 30 min de pantalla encendida hasta bajar al 10%
Navegación general sobre 4G/Wi-Fi combinado16 horas hasta el 10% con unas 5h de pantalla encendida12 horas hasta el 8% con unas 6h de pantalla encendida
Reproducción de vídeo en streaming (Wi-Fi) hasta apagado completo10 horas 44 min (de pantalla encendida)8 horas 14 min (pantalla encendida)
Cámara de vídeo con modo Cinemático combinado con toma de fotos y ediciónDel 100% al 56% en 55 minutos-
Hay que tener en cuenta que las duraciones de la batería con actualizaciones recientes del sistema y los procesos en segundo plano de iOS para indexar ciertas características pueden distorsionar los resultados reales tras varios días de uso, alargando, una vez completados, la autonomía.

Con el brillo reducido y el modo automático desactivado, y utilizando apps nativas como Apple TV+ con códecs optimizados la duración de la batería teórica proporcionada por Apple puede alcanzarse, pero con usos combinados fueras de pruebas de laboratorio es algo más complicados de alcanzar

Si bien podemos alargar un poco la batería del terminal tocando algunos ajustes del sistema (desactivando el brillo automático, la sincronización en segundo plano de apps o mantener el modo oscuro). De nuevo estos cambios no van a suponer un cambio del día o la noche, pero en el día a día permitirá una duración un poco más holgada.

¿Hay mejora en el iPhone 13 mini respecto al 12 mini?

Teniendo en cuenta nuestras pruebas de uso, podemos decir que Apple ha mejorado la batería del 13 mini respecto al 12 mini. ¿Cuánto? Lo suficiente para notarlo en el día a día pero no tanto como para despreocuparnos totalmente de la autonomía. El iPhone 13 mini sigue sin ser un 12 Pro Max y su día completo de batería, pero sigue siendo sorprende que un terminal tan pequeño aguante el tipo tan bien.

No obstante, hay que tener en cuenta que, aquellos a los que la batería de 12 mini no gustó, tampoco lo va hacer la del 13 mini. Es un salto adelante en línea con sus prestaciones: discreto pero no revolucionario.

Al final, la autonomía sigue siendo, de momento, el precio a pagar por llevar en el bolsillo un terminal tan potente y tan pequeño que ofrece todas y cada una de las opciones que incluye sus hermanos mayores. Y eso es algo a valorar.

Deja un comentario

Deja tu comentario