Conforme pasan los días, comienzan a surgir detalles más concretos sobre los dispositivos que Apple anunció durante su más reciente keynote. Ahora, desde MacRumors informan que el procesador A15 Bionic del iPad mini ofrece un menor rendimiento que el de los iPhone 13. Recordemos que ambos dispositivos comparten el SoC. Esta dato se pudo saber porque el benchmark del renovado tablet de Apple ya apareció en Geekbench.

De acuerdo al documento, el A15 Bionic es entre 2 y 8% menos potente en comparación con el procesador de los iPhone 13. ¿La razón? La frecuencia de reloj en la tablet estaría limitada a 2,9 Ghz, mientras que los smartphones alcanza 3,2 Ghz. Si observamos los números, vemos que el iPad mini logra una puntuación de 1,595 en rendimiento Single-Core, mientras que el Multi-Core se queda en 4,540. Los iPhone 13 llegan a 1,730 y 4,660, respectivamente para cada prueba.

Curiosamente, con los iPhone 13 también existen diferencias entre los modelos estándar y las variantes Pro, pero solo en términos de procesamiento gráfico. Ayer te dimos a conocer que los iPhone 13 Pro incorporan una GPU con 5 núcleos, mientras que la GPU de sus hermanos menores es de 4 núcleos. Lo anterior se debe, aparentemente, a los nuevos codificadores y decodificadores de vídeo que necesita ProRes, una características exclusiva de los iPhone 13 Pro y iPhone 13 Pro Max.

Es preciso mencionar que la diferencia en rendimiento entre el iPad mini y los iPhone 13 podría ser imperceptible para los usuarios. Después de todo, ambos dispositivos están destinados a cubrir diferentes tareas; Apple sabe mejor que nadie cuál es el rendimiento que requiere cada uno para funcionar de manera óptima.

El nuevo iPad mini arranca desde los 549 euros en España. Estará disponible a partir del 24 de septiembre, aunque ya es posible reservarlo a través de la Apple Store Online. En México, por desgracia, todavía no tiene fecha de lanzamiento. El precio de la versión más básica es de $13,499.