En marzo de 2020 Xiaomi anunció que invertiría 10.000 millones de dólares para desembarcar en el mundo de los coches eléctricos. Ahora, un reporte asegura que tras haber mantenido conversaciones con distintos fabricantes del sector, la tecnológica china podría quedarse con la legendaria marca sueca Saab Automobile.

Según Reuters, el mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo está negociando con Evergrande Group. Se trata de un conglomerado chino, cuya mayor fortaleza es el mercado inmobiliario, que tiene bajo su órbita a NEVS (National Electric Vehicle Sweden), el actual propietario de Saab Automobile y su planta industrial en Suecia.

Lo cierto es que mientras que Xiaomi consigue ingresos récord y sus planes de expansión crecen, Evergrande Group atraviesa una severa crisis financiera, que incluye un elevado número de juicios y deudas que superan los 100.000 millones de dólares. En este sentido, la forma más viable de salir de este pozo es vendiendo su división de automóviles.

En este último tiempo, las cosas en NEVS no han ido bien. La compañía pensó en relanzar la marca SAAB en múltiples mercados. Sin embargo, no pudieron producir modelos nuevos basados en el antiguo SAAB 9-3, pero empezaron a colaborar en el desarrollo de tecnología eléctrica con empresas como Koenigsegg, Panda New Energy y DiDi Chuxing.

Xiaomi y Saab, cada vez más cerca

Crédito: NEVS

De acuerdo a Reuters, Xiaomi y empresas de inversión respaldadas por el estado de Shenzhen ya están en conversaciones con Evergrande Group para adquirir su división de coches. En caso que el acuerdo se materialice, la tecnológica china podría beneficiarse, pero esto podría significar el fin de la marca Saab.

Es preciso señalar que Evergrande Group, propietario de NEVS, tiene participación en varias compañías, incluida Faraday Future. El consorcio también es propietario de una marca de vehículos eléctricos llamada Hengchi. Esta presentó una serie de vehículos eléctricos interesantes en el Salón del Automóvil de Shanghai 2021.

Los planes de Xiaomi contemplan lanzar al mercado su primer vehículo eléctrico en 2023, con el objetivo de diversificar sus negocios. Durante este último tiempo, la firma también ha estado conversando con Great Wall Motors. Además, ha adquirido la startup de conducción autónoma Deepmotion por 77 millones de dólares.