WhatsApp trabaja en una opción que permitirá cifrar las copias de seguridad locales, según ha adelantado el portal Wabetainfo. Esta función llegará pronto a la beta para Android y posteriormente se implementará en la versión final.

Además del respaldo de chats en la nube, la app de mensajería propiedad de Facebook realiza copias de seguridad locales. Estas se almacenan en la memoria interna del teléfono y permiten recuperar los datos, como las conversaciones o imágenes, si la aplicación sufre algún problema o se ha desinstalado.

Por otro lado, las copias de seguridad de WhatsApp en Google Drive o iCloud se utilizan para poder restaurar los chats en otros casos. Por ejemplo, si el usuario ha tenido que restablecer nuestro dispositivo o ha iniciado sesión en su cuenta desde un nuevo smartphone.

Las copias de seguridad de WhatsApp en la memoria interna, por el momento, no tienen ningún cifrado. Por lo tanto, es relativamente fácil que alguien pueda acceder a las conversaciones o a aquellos archivos multimedia compartidos a través de la app de mensajería. Con esta nueva opción, WhatsApp permitirá protegerlas.

Las copias de seguridad de WhatsApp tendrán contraseña y también llegarán a Google Drive

Con el cifrado que llegará próximamente, los respaldos de chats se encriptarán mediante una contraseña establecida por el usuario, haciendo mucho más complicado que otras personas accedan a los chats almacenados en el propio dispositivo.

El usuario, eso sí, no podrá recuperar las conversaciones si se olvida de la clave, dado a que los servidores de WhatsApp no almacenará información relacionada con las copias de seguridad. El cifrado de extremo e extremo también llegarán a las copias de Google Drive. De hecho WhatsApp ya estuvo trabajando en esta función, tal y como adelantó la citada fuente, pero las pruebas se suspendieron temporalmente.

La app de mensajería comenzó a implementar el cifrado en 2016, haciendo que nadie, ni siquiera Google o Apple, tuviesen acceso a los chats y notas de voz. Las llamadas o actualizaciones de estados también son privadas y no se comparten con terceros.

Facebook, en paralelo, parece estar buscando un método para analizar los datos cifrados, aunque aseguran que será sin necesidad de descifrarlos. El objetivo es poder mostrar publicidad o contenido relacionado con los mensajes que se envían a través de la propia app.