Samsung ha anunciado todos los detalles del procesador que llegará con su próximo reloj inteligente. La surcoreana ha apostado por un SoC propio que permitirá dotar de nuevas características, como un mayor rendimiento y mejor eficiencia energética, al rumoreado Galaxy Watch 4. El nuevo Exynos W920 adopta una tecnología de embalaje (FO-PLP). Este añade un circuito integrado de gestión de energía (PMIC), un módulo de LPDDR4 y la tarjeta multimedia integrada (eMMC) en un mismo paquete. Se convierte, por lo tanto, en el más pequeño disponible actualmente en el mercado de los relojes inteligentes, según Samsung.

El Exynos W920, además, está construido en 5 nanómetros. Se trata del primer procesador para relojes inteligentes en incluir esta arquitectura, que ofrece una mayor eficiencia energética y mejora el rendimiento. De hecho, el nuevo SoC cuenta con dos núcleos ARM Cortex A-55 y una GPU MaliTM-G68 10 veces más potentes que el modelo anterior. El rendimiento de la CPU, en cambio, mejora en hasta un 20% respecto a su predecesor.

En cuanto a las mejoras relacionadas con el panel, este nuevo chip añade compatibilidad con interfaces gráficas 3D y soporte para resoluciones de hasta 960 x 540 píxeles. El nuevo Exynos W920 incluye, además, con un procesador de pantalla dedicado que se encargará de reducir el consumo energético cuando la pantalla Always-on esté en funcionamiento.

Por último, el Exynos W920 cuenta con un módem Cat.4 para conexión 4G LTE, así como GPS.

El Samsung Galaxy Watch 4 será el primer smartwatch en integrar el Exynos W920

Crédito: OnLeaks

En paralelo, Samsung ha confirmado que el Exynos W920 se integrará en su próximo modelo de Galaxy Watch. La compañía anunciará el próximo 11 de agosto el Galaxy Watch 4. Las prestaciones de este procesador podrían adelantar algunas características que llegarán con este smartwatch. Entre ellas, un mayor rendimiento a la hora de navegar por la interfaz y abrir aplicaciones, la pantalla Always-On o una mayor resolución en el panel.

El Samsung Galaxy Watch 4 integrará WearOS, el sistema operativo de Google para relojes inteligentes. El smartwatch contará con One UI Watch, una capa de personalización diseñada por Samsung y que mantiene la estética de la interfaz ya disponible en sus smartphones, entre otras novedades.