La rumoreada Fitbit Charge 5 es, por fin, oficial. La marca de wearables adquirida por Google ha presentado este miércoles su nueva pulsera de actividad. Una propuesta que busca seguir ofreciendo un "enfoque holístico de la salud" a la par que presenta una estética elegante gracias a su diseño premium inspirado en la Fitbit Luxe.

La nueva pulsera, que ya se había dejado ver en filtraciones, estrena una pantalla táctil a color con el doble de brillo que la de los modelos anteriores. Además, es capaz de permanecer encendida en todo momento. De esta manera, la Fitbit Charge 5 se despide del clásico panel monocromático que a estas alturas parecía un poco pasado de moda.

En cuanto al chasis, la Fitbit Charge 5 es más delgada que su antecesora. Según la compañía es un 10% más fina, algo que debería impactar directamente en la comodidad de la misma. Como se puede ver en las imágenes, la nueva pulsera de actividad también incorpora un botón táctil a cada lado.

Aliada en un estilo de vida saludable

Crédito: Fitbit

La Fitbit Charge 5 quiere convertirse en nuestra mejor aliada para lograr un estilo de vida saludable. Para conseguirlo, la compañía, entre otras cosas, ha dotado a su nueva pulsera de una serie de sensores que monitorizan el estado de los usuarios y recomiendan las actividades físicas más adecuadas.

El ECG, por ejemplo, mide la actividad eléctrica del corazón (electrocardiograma), analiza el registro y muestra los datos obtenidos tanto en la pulsera como en la aplicación Fitbit. El sistema, además, es capaz de alertar en caso de que se presenten síntomas de fibrilación auricular, una arritmia que puede aumentar el riesgo de ataques al corazón y otras enfermedades.

En combinación con el GPS incorporado, la nueva Fitbit Charge 5 puede medir la frecuencia cardíaca durante cualquiera de los 20 modelos de ejercicio integrados. Asimismo, la función SmartTrack puede realizar un seguimiento de la actividad mientras que Active Zone Minutes crea un mapa de intensidad del entrenamiento.

Crédito: Fitbit

La pulsera también cuenta con mediciones de oxígeno en sangre (SpO2), sensor de actividad electrodérmica (EDA) –que mide el nivel de estrés del cuerpo–, medidor de temperatura corporal y monitor del sueño.

En caso de contar con una suscripción Premium, la Fitbit Charge 5 también permitirá usar una función llamada Daily Readiness Score, que recomienda actividades de acuerdo al estado físico del usuario en un determinado momento. El sistema toma como base un sistema de puntuación alimentado por los datos obtenidos por los sensores de la pulsera. Un puntaje alto será sinónimo de actividades físicas intensas, mientras que uno bajo se traducirá en actividades que ayuden a la recuperación, como meditaciones.

¿Cuánto costará la nueva Fitbit Charge 5?

La nueva Fitbit Charge 5 se puede reservar desde hoy mismo en la página web de la compañía por 179,95 euros, algo más cara que el modelo anterior (que se ofrecía inicialmente en 149,95 euros). El producto llega con seis meses gratis de Fitbit Premium y se podrá adquirir en alguna de la siguientes combinaciones:

  • Negro (acero inoxidable negro grafito).
  • Blanco marfil (acero inoxidable dorado).
  • Azul acero (acero inoxidable platino).