Las recientes medidas de privacidad adoptadas por Apple y Google para impedir el rastreo de sus usuarios han impactado sobre el negocio publicitario de Facebook. Tal es así, que la propia red social anunció que adoptará métodos que minimicen la recolección de datos personales para la personalización de anuncios.

Se trata del primer paso en un proceso que no se dará de un día para el otro. En esta oportunidad, se ha puesto el enfoque sobre las tecnologías que refuerzan la privacidad, y cómo pueden moldear el futuro de las publicidades.

"Dado que Apple y Google continúan realizando cambios a través de sus navegadores y sistemas operativos, y con el panorama regulatorio sobre privacidad en evolución, es importante reconocer que la publicidad digital debe evolucionar y depender en menor medida de datos de terceros individuales", publicó Graham Mudd, vicepresidente de marketing de productos y anuncios de Facebook.

Desde la red social sostiene que la personalización de anuncios es necesaria; pero también reconocen que existe la posibilidad de hacerlo sin comprometer la privacidad de los usuarios. Lógicamente, el desarrollo de tecnologías que lo permitan requiere tiempo, dedicación y muchos recursos.

Si bien los planes están todavía en pañales, Facebook ha mostrado tres métodos que podría implementar para cambiar su negocio publicitario actual.

En primera instancia, Facebook hizo referencia al uso de la Informática Segura Multipartita. Este tipo de protocolo seguro permite que distintas organizaciones trabajen juntas, pero "limitando la información que cada una puede aprender". Según lo explicado, la información está protegida por un cifrado de extremo a extremo; así, cada parte no puede ver o acceder a los datos de las demás.

La Informática Segura Multipartita es útil para mejorar la privacidad mientras se calculan los resultados de más de una parte, como informar los resultados de una campaña publicitaria o entrenar un modelo de aprendizaje automático donde los datos están en manos de dos o más partes.

Facebook y una apuesta por las tecnologías que refuerzan la privacidad

Photo by Will Francis on Unsplash

Otra de las posibilidades que baraja Facebook es el Aprendizaje en el Dispositivo. Este método prescinde del envío de información a un servidor externo. Todos los datos se procesan localmente y se usan para que un algoritmo "aprenda" a personalizar los anuncios, sin exponer la privacidad de los usuarios.

Esta tecnología podría ayudarnos a encontrar nuevas formas de mostrar anuncios relevantes a las personas, sin necesidad de conocer las acciones específicas realizan en otras aplicaciones y sitios web.

Por último, Facebook menciona la Privacidad Diferencial como una hipotética herramienta que podría implementar en su negocio publicitario. La compañía explica que este método puede usarse por su cuenta o aplicado a otras tecnologías que refuerzan la privacidad. El objetivo es que los datos permanezcan protegidos y no sea reidentificados. De hecho, la red social habla de "incluir 'ruido' cuidadosamente calculado" en un conjunto de datos.

Por ejemplo, si 118 personas compraron un producto después de hacer clic en un anuncio, un sistema diferencialmente privado sumaría o restaría una cantidad aleatoria de ese número. Entonces, en lugar de 118, [...] se verá un número como 120 o 114.

Agregar ese pequeño fragmento aleatorio de información incorrecta hace que sea más difícil saber quién compró realmente el producto después de hacer clic en el anuncio, incluso si se tiene muchos otros datos.

La iniciativa de Facebook recién está dando sus primeros pasos, pero es interesante. Como siempre, todo es color de rosas en los papeles, y es necesario ver el plan funcionar en la vida real para hacer una valoración definitiva. Sin lugar a dudas, Mark Zuckerberg y compañía han tomado nota de la creciente preocupación que existe entre el público por la recolección de datos y el rastreo en la web. Enhorabuena por ello.