Despues de varias filtraciones tras el anuncio de Google y Samsung para desarrollar conjuntamente WearOS, los coreanos han presentando el que será el primer smartwatch con su nuevo sistema. El Galaxy Watch 4 llega al mercado para elevar la propuesta de los relojes inteligentes en Android e intenta, claramente, posicionarse como un contendiente importante para el Apple Watch.

El Galaxy Watch 4 no supone un cambio profundo respecto a lo que ha venido enseñando Samsung, pero sí un punto y a parte que augura un futuro diferente. Como decimos, el cambio más importante es su transición desde Tizen a WearOS. Todo con la intención de potenciar el apartado de los smartwach de Android y elevar la competencia de ese segmento.

Y lo hace de la mano del nuevo Exynos de 5 nm de Samsung, el nuevo procesador que gobierna el Galaxy Watch 4. El resto de especificaciones también son una evolución de los modelos anteriores, manteniendo el GPS y las opciones de LTE a lo largo de toda la gama. Su autonomía también crece hasta las 40 horas.

Una apuesta completa en salud y monitorización de la actividad física

No obstante, el apartado más importante es el software. Samsung no ha escatimado en funciones de medición de la salud y la actividad física con el Galaxy Watch 4. El smartwatch tiene monitorización activa del sueño, incluyendo la medición de los ronquidos y el nivel de oxígeno en sangre, así como la presión arterial.

Además, cuenta con un sistema de medición de valores corporales mediante bioimpedancia: solo con colocar los dedos en los botones laterales del reloj medirá el % de grasa corpral, BMI, grasa, músculo, agua, etc . Una métricas que, debido al sistema de medición y a sus limitaciones (como sucede con las básculas) son bastante pobres en cuanto a precisión pero un añadido muy interesante.

Gracias a la colaboración de Samsung y Google para el desarrollo de WearOS, el Galaxy Watch 4 está integrado tanto con Bixby como con Google Assistant, además de incluir apps dedicadas de Google Maps o Spotify y Samsung Pay. Otro aspecto destacado es su integración con el teléfono y ajustes (como el modo no molestar). Además, igual que el Apple Watch, los auriculares se cambian automáticamente entre el tablet, el móvil y el reloj en función del dispositivo que se esté usando en cada momento.

Galaxy Watch 4 está disponible dos versiones, estándar y Classic, ambas con un ingenioso bisel rotatorio que permite cambiar entre menús. En el caso del modelo Classic, este es físico y además está fabricado en acero inoxidable.

Galaxy Watch 4, precio y disponibilidad

El Samsung Galaxy Watch 4 llegará el 27 de agosto y estará disponible en varios colores, y dos tamaños de caja (40 y 44mm el estándar y 42 y 46 mm el Classic) además de los mencionados acabados, estándar y Classic, cuyos precios quedan de la siguiente manera:

  • Galaxy Watch 4: desde 269 euros, dependiendo del tamaño de la caja (40 y 44mm) y si tiene o no LTE. Disponible en plata, negro, verde y rosa.
  • Watch 4 Classic: desde 369 euros, dependiendo del tamaño de la caja (42 y 46mm) y si tiene o no LTE. Disponible en negro y plata

Eso sí, una cuestión a tener en cuenta es que ambos modelos serán los únicos de momento con WearOS, ya que Samsung no actualizará ninguno de los modelos anteriores al nuevo sistema operativo.