Zeleros coge velocidad. La propuesta de un Hyperloop español, el tren ultrarrápido del futuro, sigue su camino para lograr ser una de las opciones viables de aquí a un tiempo. Desde que la idea de un grupo de estudiantes de Valencia ganase a uno de los concursos Hyperloop de Elon Musk en 2016 ha pasado un tiempo. Ahora, en 2021, la compañía cierra una ronda de financiación que tiene el objetivo de catapultar a la tecnológica de transporte a la cumbre de los trenes ultrarrápidos.

Zeleros no da cifras de su operación. Desde la compañía aseguran a Hipertextual que el objetivo no es poner los números en primera línea, sino la alianza creada a fin de asegurar el futuro y expansión de la empresa.

De esta manera, Zeleros da la entrada a Acciona en el capital de la compañía. Liderando la operación, su objetivo será aportar la experiencia internacional en la construcción de infraestructura ferroviaria. Grupo CAF, en el papel internacional de fabricante de sistemas de movilidad y transporte. Así como EIT InnoEnergy, enfocada a la venta internacional de baterías y encargado de apoyar el crecimiento del Hyperloop español en el resto de Europa. La nueva operación, además de contar con un claro interés en desarrollo de infraestructuras, tiene el objetivo de aprovechar el soporte de las compañías en la expansión a otros mercados de Zeleros, según explica Juan Vicén, uno de los fundadores de la tecnológica.

Asimismo, este grupo de multinacionales se une al ya nutrido elenco de socios de Zeleros. El Hyperloop valenciano es, de hecho, una propuesta internacional y nacional a nivel público. Con el soporte de Juan Roig, fundador de Mercadona, la empresa estatal Red Eléctrica también está dentro del capital de la compañía. Altran, Goldcare o MBHA son otros de los integrantes del proyecto de tren del futuro.

También fondos de la Comisión Europea dedicados al desarrollo de infraestructura de carga de contenedores en puertos y aeropuertos. Así como un incipiente acuerdo con Airbus que les permitirá aprovechar su tecnología de propulsión.

Adiós Virgin, hola Zeleros

Zeleros tenía un competidor dentro de casa. Uno que parecía tomar impulso tras un acuerdo de expansión en Málaga. Ahora, todo apunta a que Zeleros será la apuesta fuerte por los trenes de Hyperloop de aquí a un tiempo.

Virgin, la misma compañía que hace unos días ponía a su fundador Richard Brandson rumbo a los límites del planeta en un principio de turismo espacial, anunciaba hace ahora casi 3 años el despliegue del Hyperloop en España. De esta manera, la tecnológica alquilaba unas instalaciones en Antequera donde procedería a instalar su zona de pruebas. Ahora, y según adelantaba La Información, esas instalaciones propiedad de Adif buscan un nuevo inquilino para el lugar. Virgin, hasta la fecha, parece no mostrar ningún interés en desarrollar –al menos en España– nada parecido.

Mientras, Zeleros sigue su camino con el beneplácito del Gobierno. Ya hace unos meses, con la presentación del primer prototipo de cápsula, la compañía demostraba el apoyo del entonces Ministro de Ciencia e Innovación Pedro Duque. Sobre la mesa, el próximo paso que depende de la administración: la creación de una pista de pruebas en algún punto de la meseta castellana. "Este tema se sale de nuestro control ya, sabemos que hay interés y si hay movimientos será el Gobierno el que informe al respecto", apunta Vicén a la pregunta de este próximo paso para la compañía.

¿Cuándo se podrá probar el primer viaje de Hyperloop? No solo en España, sino en todas las regiones donde se están creando proyectos a modo de consorcio, todo apunta a que es un proyecto con aún años por delante. En las previsiones más realistas, en 2030 se podrá tener una idea más o menos final del que el tren ultrarrápido. O, incluso, viable.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.