De momento es solo una maqueta, muy realista eso sí. Zeleros, la compañía valenciana que está creando uno de los modelos viables para el futuro de Hyperloop, acaba de presentar su prototipo en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Una cápsula, sección del proyecto en la que se está enfocando la spin-off valenciana, con más de 6 metros de largo y que se exhibirá a partir de octubre en la Expo de Dubái.

Pese a que el prototipo de Zeleros sea eso, un prototipo, el vehículo presentado muestra las principales tecnologías que la compañía quiere incluir en sus modelos finales. La idea de la compañía valenciana es, de hecho, apuntar a la eficiencia de esta suerte de tren de alta velocidad. «Introducimos la tecnología dentro del vehículo y no en la infraestructura», explica David Pistoni, CEO de Zeleros. Esto implica, entre otras cuestiones, una reducción del coste de infraestructura; la división que suele asumir casi el 90% del coste total de un proyecto. Este punto es una de las bazas para la diferenciación que la compañía valenciana ha puesto sobre la mesa para su viabilidad en el futuro.

Para seguir investigando en la tecnología Hyperloop, Zeleros acaba de cerrar un acuerdo con Airbus para usar la tecnología  E-Aircraft Systems House para sus sistemas de propulsión.

¿Para cuándo un Hyperloop real?

Es una de las grandes preguntas que se le hacen al tren que quiere rozar la velocidad del sonido. O al menos los 1.000 km/h en la mejor de sus condiciones y sin emisiones contaminantes a la atmósfera.

Ya hay diálogos para crear una pista de pruebas del Hyperloop de Zeleros en algún punto de Castilla la Mancha o Andalucía, lo que sería un progreso para la tecnología. Por otro lado, uno de sus principales competidores, Virgin Hyperloop One, ha paralizado todas las pruebas que tenía junto a Adif en Málaga. Claroscuros para lo que se ha llamado «el 5º medio de transporte». Pese a todo, las previsiones más positivas apuntan a que el sueño de Elon Musk allá por 2015 no verá la luz hasta 2030 como muy pronto.

Un proyecto con las cosas claras

Zeleros, en cualquier caso, sabe de esta circunstancia y mantiene que su cápsula de Hyperloop es un proyecto a futuro. «La inversión en innovación, aquella que busca crear algo nuevo, tiene unos resultados distintos», apunta el CEO de la compañía en la presentación del evento. «Si un país no invierte en innovación no podrá posicionarse en el futuro», añade.

En cualquier caso, Zeleros es una compañía bien financiada. En junio de 2020 la compañía cerraba una ronda de 7 millones de euros secundada por Altran, Red Eléctrica, Goldcare, read Ventures, Plug and Play, Angles y MBHA para seguir operando en el sector.

Una cuestión que ha sido apoyada por el Ministro de Ciencia, Pedro Duque. «Estamos dilucidando cuál es el futuro del transporte. La solución al cambio climático está en la ciencia y en la investigación de nuevos medios de transporte», ha explicado.

«Esto requiere la colaboración del Estado y las empresas, que se ha demostrado que tienen que trabajar juntas en la innovación», culmina. La creación del Hyperloop en España, uno de los primeros de la historia, apuntaría precisamente a este logro.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.