Tesla ha presentado una solicitud de patente para recuperar parte del níquel y el cobalto de las baterías que hayan completado su vida útil. Se trata de dos elementos críticos para la fabricación de celdas de iones de litio, pero que por diversos factores —en algunos casos controvertidos— se están volviendo cada vez más caros y difíciles de conseguir.

La patente de Tesla, titulada "Sistema de fabricación de sulfato metálico mediante disolución electroquímica", aborda el reciclaje de las mencionadas materias primas. En caso de que esta solución pueda aplicarse, se podrían recuperar los elementos mencionados de las baterías viejas, según la patente que recoge Teslarati.

Los metales recuperados se podrían utilizar para fabricar nuevas baterías. De esta forma, se aliviaría parcialmente la presión que existe sobre la cadena de suministros. Tesla, además, podría reducir sus gastos. El cobalto ha aumentado un 62,64% desde septiembre de 2019 y el níquel un 9,25% en el mismo período de tiempo, según Investing.com.

La patente de Tesla

Crédito: Teslarati

“Los sulfatos de níquel y cobalto se utilizan como materias primas para materiales de cátodos de baterías de iones de litio, cátodos de baterías de níquel-hidruro metálico y cátodos de baterías de níquel-cadmio. A veces es difícil o caro comprar productos de sulfato metálico en el mercado debido a su disponibilidad limitada", afirma el documento.

En esa línea, Tesla quiere colocar las celdas de las baterías en un recipiente de baño electrolítico. Se usaría, además, ácido sulfúrico "relativamente diluido" en un dispositivo de disolución electroquímica con un ánodo y un cátodo. Esto permitiría sintetizar un compuesto de sulfato metálico a partir de los cátodos. Así pues, durante el proceso de baño electrolítico, y aplicando corriente de bajo voltaje, sería posible extraer níquel y cobalto de las celdas, siempre y cuando dichos metales estén en buenas condiciones.

Recientemente Tesla cerró un acuerdo con BHP, una de las mayores compañías productores de níquel. La automotriz asegura que la materia prima procederá de uno de los orígenes "más sostenibles y con menor emisión de carbono del mundo".

Panasonic, el principal proveedor de celdas para baterías de Tesla, indicó hace un año que tienen previsto fabricar sus baterías totalmente libres de cobalto "en dos o tres años". La automotriz eléctrica, por su parte, está haciendo un esfuerzo para que la extracción de esta materia prima se desarrolle de acuerdo a condiciones laborales responsables.