Tesla, en estos momentos, es una compañía referente en el mundo de la automoción eléctrica. Mientras que los fabricantes convencionales pivotan hacia esta nueva realidad, la empresa de Elon Musk ha estado preparándose para este momento durante años, obteniendo una clara ventaja que, en estos momentos, está comenzando a dar sus frutos.

Sin embargo, el camino que tiene ante sí la empresa norteamericana no es llano. El cambio estructural que supone la expansión de los vehículos eléctricos trae consigo una serie de retos que Tesla, junto con el resto de la industria, tendrá que resolver en los próximos años. Entre ellos se incluye la producción de baterías a una escala aún mayor y, cómo no, la obtención de los materiales necesarios para ello.

Elon Musk, en un tweet, señaló que el níquel supone en estos momentos su “mayor preocupación para escalar la producción de las celdas de iones de litio”. También explicó que, para compensar esta situación, Tesla ha empezado a recurrir al fosfato de hierro para los cátodos de las baterías que monta en los vehículos de menor autonomía. De hecho, los Tesla Model 3 Standard Range Plus producidos en la Gigafactory de Shanghai desde octubre de 2020 incorporan cátodos fabricados con este material.

Elon Musk ha mostrado preocupación por el níquel en varias ocasiones

Tesla Model 3 | Tesla.

Esta no es la primera vez que Elon Musk se pronuncia públicamente sobre el níquel. En julio de 2020, durante la llamada con los inversores, el ejecutivo instó a minar más níquel de una forma sostenible para poder abastecer la demanda:

Bueno, me gustaría volver a enfatizar: cualquier empresa minera, por favor extraiga más níquel. [...] Tesla le otorgará un contrato gigante por un largo período de tiempo si extrae níquel de manera eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

El níquel es uno de los materiales más importantes para la producción de las baterías de iones de litio que Tesla incorpora en sus coches. Sin embargo, el incremento en las ventas de vehículos eléctricos –no solo de Tesla– podría originar importantes problemas de suministro en los próximos años. Allan Ray Restauro, analista de BloombergNEF, señaló que el déficit de este material podría ser significativo en 2023 debido al incremento de demanda.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.