Los de Cupertino quieren despedirse de las pantallas LCD. Al menos, así lo sugiere el último informe de Ming-Chi Kuo (vía 9to5mac). El analista especializado en Apple desvela los planes de la compañía en incluir tecnología mini-LED en todos los iPad Pro de 2022, así como los MacBook Pro y MacBook Air que se anunciarán próximamente.

Kuo menciona que Apple está trabajando con nuevos proveedores de pantallas mini-LED. Pronostica que todos los dos modelos de iPad Pro que se lanzarán en 2022 llegarán con esta tecnología. Hasta ahora, solo el iPad Pro de 12,9 pulgadas cuenta con pantalla mini-LED. El iPad Pro de 11 pulgadas, en cambio, incluye un panel LCD. Las pantallas con tecnología mini-LED ofrecen una calidad muy similar a los paneles OLED. Destacan, sobre todo, en la posibilidad de mostrar negros más profundos y un mejor contraste en los colores.

El analista cree que la marca mantendrá los tamaños de pantalla actuales: 11 y 12,9 pulgadas. Los iPad Pro de 2022, recordemos, llegarán con un nuevo aspecto en la trasera y carga inalámbrica, entre otras novedades.

No solo los iPad Pro contarán con pantallas mini-LED

En paralelo, Kuo ha adelantado detalles sobre los próximos MacBook Pro, que incluirán un nuevo diseño, la ausencia de la TouchBar y una nueva generación de procesadores Apple Silicon. El citado informe menciona que Apple comenzará la producción de dos nuevos modelos de 14 y 16 pulgadas "en los próximos meses". Parece ser que la intención de la compañía en trabajar con más proveedores de pantallas mini-LED, no solo es para dotar de esta tecnología a los iPad Pro.

Por último, Kuo destaca que el próximo MacBook Air también contará con una pantalla mini-LED. Los últimos reportes vaticinan un lanzamiento para la primera mitad de 2022. Llegará, además, con el chip M2 e incluirá nuevos colores similares a los del iMac de 24 pulgadas.

La información facilitada por Ming-Chi Kuo coincide con la de otros analistas o "filtradores", que recientemente han compartido detalles sobre los próximos productos de Apple. La inclusión de pantallas mini-LED en todos los modelos que hasta ahora contaban con LCD es una muy buena noticia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la producción de estas pantallas tiene un mayor coste, y podría repercutir en el precio final. El iPad Pro de 12,9 pulgadas, por ejemplo, tiene un precio actual de 1.199 euros, 100 euros más caro que el modelo de 2020, que tiene un panel LCD.