El mercado de subastas de videojuegos retro está de enhorabuena. En las últimas horas, una copia sellada de Super Mario 64 se ha convertido en el videojuego más caro de la historia, tras subastarse en línea por una cifra millonaria. El cartucho para Nintendo 64, en perfectas condiciones, se vendió por la exorbitante cifra de 1.560.000 dólares.

De esta manera, Super Mario 64 superó a The Legend of Zelda como el juego subastado a cambio de la mayor cifra de dinero de todos los tiempos. La copia de Zelda, para NES, se había vendido el viernes por 870 mil dólares, en un evento en línea también realizado por Heritage Auctions.

La casa de subastas compartió un vídeo en el que se puede ver la espectacular puja para quedarse con el mítico juego para N64. El clip muestra cómo las ofertas por la copia de Super Mario 64 aumentan raudamente desde los US$ 260 mil, hasta superar ampliamente el millón de dólares.

De esta manera, el videojuego de Nintendo sigue haciendo historia a poco más de 25 años de su lanzamiento en el mercado. Lógicamente, se desconoce quién es el comprador de esta copia de Super Mario 64, pero es fácil suponer que no se trata de un coleccionista novato.

'Super Mario 64', sigue haciendo historia

Si se preguntan cómo es posible que alguien pague más de 1 millón de dólares por un videojuego, hay algo que no deben olvidar. Super Mario 64 es el juego para Nintendo 64 más exitoso en la historia, y fue el primero en presentar jugabilidad en 3D. Además introdujo elementos que posteriormente se convirtieron en estándares para títulos de este tipo; tal fue el caso del sistema de cámaras dinámico, que otorgaba gran libertad a los jugadores.

En el caso de la copia sellada subastada, recibió la calificación 9.8 A++ de WataGames, una reconocida compañía dedicada a certificar y clasificar videojuegos de colección.

Vale destacar que la copia de Super Mario 64 vendida en las últimas horas superó ampliamente a títulos anteriores de la franquicia también subastados. En noviembre de 2020, un ejemplar de Super Mario Bros. 3 se vendió por 156 mil dólares; por su parte, en abril pasado, un cartucho de Super Mario Bros. se comercializó a cambio de US$ 660.000.

Seguramente este tipo de novedades hacen que en Nintendo inflen el pecho. No importa qué tan antiguos sean, sus juegos clásicos continúan siendo una máquina de generar dinero.