Apple describe el nuevo diseño de Safari como un "rediseño en la experiencia de navegación". El navegador de Apple trae consigo grandes cambios en iOS 15, como la nueva barra de pestañas, una página de inicio personalizable o la posibilidad de añadir extensiones tanto en iOS como en iPad OS. Sin embargo, y pese a los intentos de la compañía, el nuevo diseño de Safari en iOS 15 y iPadOS 15 no termina de encajar.

La intención de Apple es ofrecer una navegación más intuitiva y visualmente más atractiva, lo cual es siempre positivo. Por ejemplo: la nueva ubicación de la barra de pestañas, que se oculta en la parte inferior cuando nos desplazamos por una web, permite centrarnos fácilmente en el contenido de la misma y maximiza la superficie disponible. Sin embargo, su renovado diseño también dificulta el uso del navegador en varias ocasiones.

La nueva barra de búsqueda y pestañas, por ejemplo, es confusa. Elementos desordenados, botones más escondidos y animaciones innecesarias que nada tienen que ver con la buena experiencia de navegación que ofrecen las versiones anteriores del navegador.

Las webs, además, no siempre están optimizadas para un diseño como el de Safari en iOS 15. Muchas páginas tienen botones y controles en la parte inferior, misma ubicación en la que se sitúa la barra de búsqueda. Esto hace que sea complicado pulsar en un botón sin que la barra inferior se despliegue.

Google ya intentó crear un diseño similar a Safari con Chrome, su navegador. La compañía probó una estética donde se añadía una barra de búsqueda y un centro de pestañas en la parte inferior. El objetivo era crear una navegación más intuitiva con una sola mano. No obstante, y tras varios meses de prueba, decidieron descartar el rediseño porque resultaba confuso para muchos usuarios.

La nueva versión de Safari (y sus problemas) también afecta a iPadOS 15

El rediseño de Safari que trae consigo iPadOS 15 es algo diferente al que encontramos en iOS 15. Sin embargo, también resulta confuso e incluso antiproductivo. En este caso, la barra de búsqueda se mantiene en la zona superior, pero el nuevo diseño de las pestañas y la reubicación de los botones hace que sea complicado acceder a algunos controles cuando hay un gran número de páginas abiertas. Esto afecta, aún más, a los iPad de menor tamaño.

Apple parece explorar soluciones a los problemas ocasionados por la nueva interfaz de Safari, como pudimos ver en la tercera beta de iOS 15. No obstante, todavía son muchos los detalles que quedan por solucionar –especialmente en el iPad–.