Apple por fin ha lanzado al mercado su batería externa compatible con MagSafe, un accesorio que promete cargar cualquier modelo de iPhone 12 cómodamente cuando estamos fuera de casa. La llamada batería MagSafe es bonita, cómoda y mantiene los detalles tan característicos de Apple a nivel de software. Pero, ¿cumple su principal cometido?

Las baterías externas de Apple presentes en anteriores modelos de iPhone, como recordarán, se acoplaban al terminal mediante una funda, un sistema que permitía sostener el dispositivo cómodamente, sin necesidad de tener un cable entre batería y smartphone, pero que limitaba el uso de otras fundas o carcasas y aumentaba considerablemente el grosor del conjunto. Ahora, gracias a MagSafe, la batería externa puede acoplarse fácilmente a la trasera, sin necesidad de intermediarios ni fundas.

La tecnología MagSafe, como recordarán, utiliza imanes para adherir y alinear accesorios, como carcasas o carteras, a la parte trasera del teléfono. El sistema magnético, además, rodea la bobina de carga inalámbrica, por lo que también es posible acoplar accesorios capaces suministrar energía al iPhone, como es el caso de esta batería externa.

La batería MagSafe está construida en policarbonato, pero no tiene ese acabado gomoso tan característico de las Silicon Case, aunque en imágenes o a simple vista pueda parecer que sí. Al sostenerla, se nota robusta y resistente. Durante los primeros días puede parecer pesada —unos 115 gramos más el peso del modelo de iPhone—, pero con el tiempo es fácil acostumbrarse a ese extra de peso. El acabado mate, además, evita que las marcas aparezcan con facilidad, algo que no pasa con el estuche de los AirPods Pro, por ejemplo, que tiene un acabado brillante.

La parte interior, que se acopla a la parte trasera, sí tiene un tacto gomoso que evita arañar el cristal posterior con el roce. El acople es extremadamente sencillo: juntar ambas partes y listo. En el iPhone, la batería se sostiene con firmeza y el conjunto en mano resulta cómodo. Aguanta incluso ligeros zarandeos y no resbala al introducirlo en un bolsillo. La MagSafe Battery Pack, eso sí, parece que se agarra mejor si está acoplada a una funda compatible con el sistema magnético de Apple.

De 0 a 50 en una eternidad

La batería MagSafe cuenta con dos celdas de 1460 mAh, que suman un total de 2930 mAh, y suministra una potencia máxima de 5W. Según los datos, el accesorio es capaz de recargar un iPhone 12 mini al 91%, un iPhone 12 o iPhone 12 Pro al 72% y un iPhone 12 Pro Max al 55%. En cualquier caso, Apple destaca que el accesorio solo carga hasta el 90% de la batería.

En mis pruebas, con un iPhone 12 Pro Max, la batería externa ha llegado a cargar el 50% del dispositivo. Lo ha hecho en aproximadamente dos horas. El nivel de batería del iPhone, eso sí, apenas cambia si el terminal está en uso. Es decir, si estamos utilizando el dispositivo con un 30% de batería, conectamos el cargador MagSafe y seguimos utilizándolo, el porcentaje de batería apenas aumentará uno o dos puntos. ¿Por qué? Porque la velocidad de carga es tan lenta que no llega a superar el consumo energético que hace el propio teléfono mientras está en uso.

Por otra parte, la baja eficiencia de la carga inalámbrica evita que la batería transmita toda la energía que almacena al dispositivo, pues un porcentaje se pierde en el proceso. Una solución práctica sería dotar a la batería externa de más amperaje (para compensar la pérdida en el proceso) o, simplemente, apostar por otro sistema de carga más eficiente.

Apple no se olvida de los detalles

Apple ha querido mantener esos pequeños detalles que tanto le diferencian. La batería presenta una animación y vibración cada vez que se acopla al iPhone y es posible ver el nivel de batería del accesorio desde los widgets del iPhone. Para poder disfrutar de estos detalles es necesario contar con una versión de iOS 14.7 o posterior. La beta de iOS 15, por el momento, no incluye las animaciones, aunque sí permite cargar el iPhone.

La compañía, además, permite utilizar la batería como un cargador inalámbrico. Para ello, solo es necesario conectar el cable Lightning a la batería y acoplar el iPhone en la parte trasera para que este se cargue a 15W. Siempre y cuando, eso sí, el accesorio esté conectado a un adaptador de 20W.

Por otro lado, el iPhone también puede suministrar energía a la batería MagSafe —lo que conocemos como carga reversible—. Se trata de una función extremadamente útil cuando, por ejemplo, queremos dejar todo apunto antes de salir de excursión por la mañana. Apple cargará primero el iPhone al 80%, cuando llegue a ese nivel, la batería MagSafe comenzará a cargarse. Por la mañana, ambos dispositivos estarán completamente cargados.

La batería MagSafe incluye tecnología Qi, así que también es posible cargar otros accesorios, como los AirPods Pro. No obstante, no es tan práctico como cargar un iPhone.

¿Merece la pena la batería MagSafe?

La batería MagSafe, pese a que es una genial idea, no es para todo el mundo. Tampoco para todos los dispositivos. Lamentablemente, el iPhone 12 Pro Max no es un modelo que exprima todas sus capacidades, sobre todo, teniendo en cuenta que únicamente carga el 50%, mientras que en el iPhone 12 mini consigue cargar el 90% aproximadamente. La carga, además, es excesivamente lenta, aunque se trate de un accesorio pensado para que esté siempre acoplado a la parte posterior del dispositivo.

La MagSafe tiene algunos puntos positivos que también son dignos de mención. Uno de ellos, es la posibilidad de utilizar la batería como cargador inalámbrico, o la posibilidad de cargar ambos dispositivos con un mismo cable. MagSafe, además, es mucho más cómodo que otros cargadores externos, tanto a nivel de funcionalidad, con el sistema de imanes, como en grosor. 

Si buscas un accesorio para cargar tu iPhone fuera de casa, hay opciones más atractivas por menor precio, como la Power Bank de Anker, que ofrecen una mayor carga. Por otro lado, si crees que puedes disfrutar de todas las funciones de la batería de Apple y prefieres comodidad antes que velocidad, la MagSafe Battery Pack puede ser una opción útil para alargar la duración de batería de tu iPhone durante el día.