En el marco del plan estratégico llamado New Auto, el Grupo Volkwagen ha dado a conocer su hoja de ruta para la transformación de la multinacional y el camino hacia la electrificación total. Es un plan sumamente ambicioso que busca consolidar su posición como grandes protagonistas e la movilidad sustentable. Entre muchas de las claves, dieron a conocer la nueva plataforma SSP, sobre la que se construirán futuros coches eléctricos de nueva generación.

La plataforma SSP (Scalable System Platform) pretende ser una arquitectura sumamente flexible que serviría como base para la mayoría de los coches eléctricos diseñados y producidos por las compañías del grupo. No solo sustituirá las plataformas eléctricas MEB y PPE, también las MQB, MLB y MSB, que son de combustión. De esa forma pretenden conseguir una importantísima reducción de costes de producción e incremento en la agilidad de fabricación y ensamblaje de vehículos.

La plataforma SSP será capaz de integrar diferentes módulos para diferentes tipos de coches y de esa forma garantizar su flexibilidad. Pero al mismo tiempo permitiría reducir la complejidad mecatrónica y así alcanzar sus objetivos financieros, según explicó Markus Duesmann, director ejecutivo de Audi, durante la presentación del plan New Auto.

Los primeros coches eléctricos con plataforma SSP llegarán en 2026

El Grupo Volkswagen asegura ser capaz de iniciar la producción de los primeros coches eléctricos con la plataforma SSP en 2026. Será el proyecto Apollon de Audi y el proyecto Trinity de Volkswagen. Durante su vida útil calculan producir 40 millones de unidades sobre esta base. Para conseguirlo, la multinacional destinará unos 800 millones de euros para un nuevo centro de I+D en Wolfsburgo, donde se efectuará su desarrollo. El objetivo a largo plazo es que todas las marcas del grupo usen la plataforma, pero que también pueda ser usada por otros fabricantes.

De momento la única marca del grupo que se resiste es Porsche. Han asegurado en varias ocasiones que seguirán produciendo coches con motor de combustión, sin planes concretos de la electrificación total. De hecho descartaban renunciar a la plataforma PPE, pero aparentemente adoptarán de lleno la plataforma SSP con una variante deportiva desarrollada por ellos.

De camino a la electrificación total en 2035

El plan New Auto es las claves para la electrificación total de Volkswagen para 2035. Además de la nueva plataforma SSP, ratifican lo anunciado en el Power Day y abrirán seis fabricas de baterías antes que acabe 2030. Además planean implementar una cadena de suministro de baterías armonizadas.

La estrategia también pretende crear nuevas fuentes de ingresos por medio de la venta de servicios de movilidad, software y conducción autónoma, siguiendo los pasos de Tesla. Al igual que la compañía de Fremont, el objetivo es conseguir hacerlo de forma directa al propietario, vía internet, desde la web o apps.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.