Un nuevo anticonceptivo a base de anticuerpos podría ser esa opción diferente que tantos usuarios están pidiendo. Se encuentra aún en estudio, por parte de científicos de la Universidad de Boston y la empresa ZabBio. De hecho, solo se ha probado in vitro, en el laboratorio, y los ensayos con humanos apenas acaban de comenzar la fase 1.

Los resultados, muy prometedores, deben tomarse con cautela hasta que la investigación siga escalando fases. Pero sería estupendo que prosperara, pues no solo sería muy eficaz en la prevención del embarazo. También podría modificarse para, de paso, prevenir el contagio de determinadas infecciones de transmisión sexual (ITS).

Esto es lo que sabemos de momento sobre este nuevo anticonceptivo, cuyos primeros resultados se han publicado en la revista EBioMedicine.

¿Por qué hay tanto empeño en buscar un nuevo anticonceptivo?

A día de hoy, disponemos de muchísimos métodos anticonceptivos en el mercado. El preservativo es el único que, además de prevenir el embarazo, evita que se contagien infecciones de transmisión sexual. Sin embargo, muchas personas con pene se quejan de que les resulta incómodo. Lo más probable es que sea porque no han dado con la talla adecuada. También existen preservativos vaginales, pero su uso está menos extendido. 

La mayoría de anticonceptivos del mercado tienen muchos efectos secundarios, son caros o les resultan incómodos a los usuarios

En el otro lado se encuentran los anticonceptivos hormonales, ya sea en píldoras o en parches, y dispositivos como el DIU. Este es un dispositivo de cobre, que se coloca en el útero para evitar el paso de los espermatozoides. Por un lado, su forma de T actúa como barrera física y, por otro, el material del que está hecho tiene un buen poder espermicida. Además, algunos pueden liberar hormonas, dificultando aún más que se dé la fecundación.

El problema es que todas estas opciones o se consideran incómodas o son caras o tienen muchos efectos secundarios, como ocurre con las hormonas. Por eso, son muchos los científicos que llevan años buscando un nuevo anticonceptivo. Se han comenzado a desarrollar todo tipo de opciones, desde una especie de interruptor que impide el paso de esperma hasta geles que se inyectan en los conductos deferentes del pene. Pero seguían siendo caros, molestos o, simplemente, las investigaciones no llegaron a buen puerto. Ante este problema, el anticonceptivo a base de anticuerpos que se está desarrollando actualmente podría ser una gran opción.

Foto por Reproductive Health Supplies Coalition en Unsplash

Anticuerpos contra los espermatozoides

Este nuevo producto se compone de lo que han bautizado como anticuerpos de la anticoncepción humana (HCA por sus siglas en inglés).

Los anticuerpos se administran en forma de gel sobre la vagina

Consiste en un gel, que se administraría en la vagina, y contiene anticuerpos dirigidos a CD52g, una proteína específica de los espermatozoides. Así, cuando el semen entra en contacto con la vagina, los anticuerpos se unen a los espermatozoides, produciendo su aglutinación y evitando que se desplacen hasta el óvulo.

De momento, se ha probado en el laboratorio, con esperma de donantes humanos. La aglutinación se produjo en solo 15 segundos, por lo que fue muy efectivo. También lo han probado en cultivos de tejido similar al vaginal, para comprobar que no se produjese ninguna irritación o inflamación similar a las producidas durante una respuesta inmunitaria. Esto no ocurrió, por lo que parece que, además de eficaz, sería seguro.

No obstante, sigue siendo necesario probar este nuevo anticonceptivo in vivo, directamente en personas. Por eso, se ha comenzado un ensayo clínico, pero aún no se ha finalizado la primera fase, de modo que tendremos que esperar bastante para conocer su eficacia.

Incluso si todo esto llega a buen puerto, los HCA seguirían sin ser eficaces contra las infecciones de transmisión sexual. Aunque estos científicos consideran que se podría modificar su composición, añadiendo nuevos anticuerpos que se dirijan a los agentes infecciosos más comunes.

Hasta que todo esto ocurra, el preservativo sigue siendo la única opción que, además de prevenir el embarazo, evita las ITS. Por lo tanto, póntelo, pónselo. Y no comiences la penetración sin él y sin avisar a la otra persona. No seas cretino. 

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.