Uno de los inconvenientes de realizar una saga cinematográfica entrega por entrega, sin una planificación global, es que hay que tener mucho cuidado con las incoherencias narrativas entre unas y otras. Porque puede ocurrir lo que ha pasado con Fast and Furious 9 (Justin Lin, 2021). Y no nos referimos al brete en el que están sus guionistas por haber resuelto recuperar a Han Lue (Sung Kang) como ya recuperaron a Letty Ortiz (Michelle Rodríguez).

Tal decisión no era necesaria para satisfacer a los espectadores que pedían #JusticeforHan, pero el actor que le interpreta es uno de los fetiches del cineasta nacido en Taiwán y han trabajado juntos en Better Luck Tomorrow (2002) y Finishing the Game: The Search for a New Bruce Lee (2007) además de los cinco filmes que ha dirigido sobre la invencible familia motorizada.

Universal

La cuestión es que el quid dramático de Fast and Furious 9 estriba en el pasado tormentoso de Dominic Toretto (Vin Diesel) y su hermano Jakob (John Cena), antagonista principal de la película y al que tanto Dom como su hermana Mia (Jordana Brewster) consideraban responsable de la muerte de Jack Toretto (J. D. Pardo), el progenitor de los tres, en una carrera automovilísistica.

Pero hete aquí que, en una escena del último tramo de Fast and Furious 4 (Lin, 2009), Mia le dice a Dom cuando se están despidiendo, ya que él va a perseguir a Arturo Braga (John Ortiz) y a Fenix (Laz Alonso) en México para vengar el supuesto homicidio de Letty: “¿Cómo te despides de tu único hermano?”. Y, por lo que ella misma explica de sus buenos sentimientos por Jakob, no podemos pensar que hablara así porque no pensase en él como su otro hermano. De manera que tenemos aquí un evidente e inexplicable error de continuidad.