Samsung ultima la presentación de su nueva generación de móviles plegables y de dos nuevos accesorios, los Galaxy Buds 2 y Galaxy Watch 4. La compañía surcoreana también tiene en mente lanzar el Galaxy S21 FE, un móvil de alta gama que se ha visto entre la vida y la muerte por problemas derivados de la escasez de semiconductores. Ahora, y después de que Samsung encontrara la solución para no cancelar este dispositivo, el smartphone ha aparecido en nuevas imágenes filtradas que sugieren un lanzamiento inminente.

Las imágenes distribuidas por Evan Blass, un popular "filtrador" que cuenta con una tasa de aciertos extremadamente alta, coinciden con los anteriores renders filtrados. Muestran un Galaxy S21 FE con una línea de diseño similar a los Galaxy S20, donde destacan los acabados en tono pastel de la parte trasera, aparentemente de policarbonato. El módulo fotográfico deja ver, además, una triple cámara principal.

El smartphone no heredará la doble curvatura en el cristal que sí incluyen sus hermanos mayores. Contará con un frontal plano, sin apenas marcos y con una cámara en la zona superior de la pantalla.

La reciente certificación del terminal en TENAA, la agencia de comunicaciones de China, desveló unas dimensiones más compactas en comparación con el Galaxy S20 FE. La pantalla, eso sí, será ligeramente más pequeña, con 6,4 pulgadas.

El Samsung Galaxy S21 FE llegará con dos procesadores

Samsung Galaxy S21 FE | Crédito: OnLeaks

La misma certificación ha desvelado que el Samsung Galaxy S21 FE llegará con una batería de 4.500 mAh, capacidad idéntica a su antecesor. Según los últimos reportes, la surcoreana lanzará dos versiones con distintos procesadores. En Europa y Estados Unidos, el Galaxy S21 llegará con el Snapdragon 888 de Qualcomm. En otros mercados, en cambio, se incluirá el Exynos 2100. Hasta ahora, Samsung había dotado a la gama Fan Edition con procesadores Qualcomm. Sin embargo, la escasez de semiconductores ha hecho a la compañía tomar esta decisión e incluir también sus propios procesadores.

Por el mismo motivo, se esperaba un retraso en el lanzamiento y una comercialización para el mes de octubre. Sin embargo, y teniendo en cuenta la oleada de filtraciones, no sería extraño ver un anuncio oficial durante el mes de agosto. Por el momento, Samsung no ha confirmado ningún detalle.