El próximo paso de Starlink es potenciar la conexión Wi-Fi que las aerolíneas ofrecen en sus vuelos comerciales. Concretamente, SpaceX se encuentra en conversaciones con distintas compañías aéreas con el fin de llevar acceso a su red de Internet satelital durante los viajes.

La novedad fue confirmada por Jonathan Hofeller, quien se desempeña como vicepresidente de Starlink y ventas comerciales de SpaceX. El plan es incorporarse al negocio con una propuesta que comenzaría a funcionar "en el futuro cercano". De todos modos, para que esto suceda aún es necesario ampliar la flota satelital de la compañía, entre otros requisitos técnicos.

"Estamos en conversaciones con varias aerolíneas [...]. Tenemos nuestro propio producto de aviación en desarrollo, ya hemos realizado algunas demostraciones hasta la fecha, y esperamos que esté finalizado para su instalación en aviones en un futuro muy cercano", dijo Hoffeler.

La afirmación se produjo en un panel durante la cumbre Connected Aviation Intelligence. El objetivo de Starlink es llevar a los vuelos comerciales su conexión con velocidades de hasta 100 Mbps de descarga y 20 Mbps de subida. Desde hace tiempo, el servicio está en fase beta y lleva acceso a Internet a sitios donde no está disponible o es limitado.

En la actualidad, no todas las líneas aéreas ofrecen conectividad Wi-Fi en sus vuelos comerciales. Muchas veces la red disponible se utiliza solamente para distribuir contenido multimedia en smartphones o tablets de los pasajeros, a través de apps de las compañías. En los casos donde sí se puede navegar por la web, el precio de los planes y la calidad de la conexión varían según aerolínea, ruta o países.

Para que Starlink lleve su Internet a los vuelos comerciales necesita de una mayor disponibilidad satelital. Hoy SpaceX lleva lanzados casi 1800 de los aproximadamente 4400 satélites que necesita para lograr cobertura global con su servicio. Hoffeler explicó que los aviones podrían conectarse a la red de Starlink enviando señales a estaciones terrestres; mientras que cuando ello no sea posible (al volar sobre el Océano, por ejemplo) dependerían de enlaces intersatelitales. El propio directivo confirmó que dicha capacidad de comunicación intersatelital está en desarrollo y se incorporará a la "próxima generación" de su constelación.

Por motivos lógicos, conectar a los aviones comerciales con Starlink requerirá de hardware específico que también desarrollará SpaceX. La compañía no ha puesto plazos para avanzar en este proyecto, pero se espera una férrea competencia con otras firmas ya instaladas en el sector. Los costos de implementación y el nivel de innovación serán claves para ver quién sale victorioso de la contienda.