Una versión de Windows 11, el próximo sistema operativo de Microsoft, está circulando por Internet. A pesar de lo tentador que puede resultar descubrir de primera mano sus novedades y características, no es recomendable descargarla e instalarla en un ordenador o máquina virtual.

La recomendación de no instalar este sistema operativo se debe, principalmente, a cuestiones relacionadas con la seguridad. El inocente deseo de probar Windows 11 puede terminar en dolores de cabeza. Aún así, si se desea hacerlo, se deben tener en cuenta los riegos a los que el usuario se enfrenta.

En primer lugar es preciso mencionar que la versión de Windows 11 que se ha filtrado es una build inacabada. Es decir, una versión preliminar que no garantiza la estabilidad y la seguridad mínimas para ejecutar cualquier tipo de tareas fuera de entornos de prueba.

El Windows 11 que circula por la red tiene fecha de mayo de este año. Esto es una clara señal que se trata de un producto cuyo desarrollo es menor al que actualmente trabajan puertas adentro en Redmond. Por algo Microsoft aún no ha anunciado el sistema operativo y tampoco ha lanzado una beta.

Debido a esto, Windows 11 no está disponible a través de los canales oficiales, ni siquiera para los desarrolladores. En consecuencia, la única vía es descargarlo de páginas de dudosa seguridad, lo que puede ser la vía perfecta para la ejecución de ataques de ciberdelincuentes.

Probar Windows 11 hoy puede traerte problemas

Crédito: Tom Warren

Por si esto fuese poco, si los usuarios consiguen descargar Windows 11, aparentemente invictos de los riegos de seguridad de red, no hay garantías de que las entrañas del sistema operativo no hayan sido alteradas por hackers con el objetivo de cosechar víctimas.

No quedan dudas de que a muchos entusiastas y desarrolladores les apasiona probar software antes de su lanzamiento. Precisamente para eso están las versiones beta que, teniendo en cuenta la fecha de anuncio de Windows 11, no tardarán en llegar.

Las versiones beta (a través del programa Insider) tampoco están destinadas a ser utilizadas en entornos de producción, sin embargo, son distribuidas a través de canales oficiales. De hecho, su uso es un elemento muy importante en el desarrollo de software.

Ahora solo resta esperar. Los planes de Microsoft contemplan anunciar "la mayor actualización de Windows en décadas" el próximo 24 de junio. Y, como se menciona al principio, como la versión que circula por la red de Windows 11 aún está inacabada, posiblemente se den a conocer muchas características hasta ahora desconocidas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.