La conocida compañía de soluciones de seguridad Panda Security ha lanzado una advertencia sobre los potenciales riegos de compartir información sensible con TikTok. Recientemente, la red social, propiedad de la firma china ByteDance, actualizó sus políticas de privacidad con el objetivo de recopilar datos biométricos de los usuarios.

A diferencia de otras aplicaciones, que notifican los cambios de sus políticas de privacidad a través de ventanas emergentes, TikTok ha hecho una actualización silenciosa. Es decir, han entrado en vigor de una manera casi invisible para los usuarios, aunque no ha pasado desapercibida por varios medios tecnológicos.

La nueva política de privacidad de TikTok añade una nueva sección denominada "Información de imagen y audio". Esta establece que la aplicación puede recopilar datos biométricos como "características y atributos de la cara y el cuerpo, el audio y el texto de las palabras pronunciadas por el usuario en su contenido".

TikTok, datos biométricos y posibles peligros

Foto por Solen Feyissa en Unsplash

Panda Security dice que estos cambios en la política de privacidad le permitirán a TikTok "recopilar automáticamente nuevos tipos de datos biométricos". Desde ByteDance señalan que la información recopilada no se utilizará en operaciones de identificación personal. En cambio, servirán para "habilitar efectos de video especiales, moderación de contenido, clasificación demográfica y recomendaciones de anuncios".

Sin embargo, estas promesas no dejan a la firma de seguridad tranquila. Panda resalta que TikTok ya ha estado en el centro de la polémica por no ser respetuosa con la privacidad. Precisamente, a principios de 2020, ByteDance tuvo que pagar 92 millones de dólares por volar la Ley de Privacidad de Illinois, Estados Unidos.

La red social china fue acusada de recopilar ilegalmente información personal de usuarios menores de 13 años, incluidos sus nombres, ubicaciones y direcciones de correo electrónico. Todo esto, según las autoridades, "sin buscar el consentimiento de los padres". Por consecuencia, TikTok prometió mejorar sus prácticas de privacidad.

No obstante, los riesgos no terminan allí. También se señala la posibilidad de que ByteDance no maneje adecuadamente los datos biométricos recopilados. Si bien la información debería estar protegida, gigantes de Internet han cometido errores exorbitantes que han puesto en peligro a los usuarios. Facebook, por ejemplo, almacenó "por error" más de 200 millones de contraseñas en texto plano, es decir, sin protección alguna y al alcance de sus empleados durante años.

ByteDance podría no ser impermeable ante una posible fuga de datos. Asimismo, también existe la posibilidad, como señala Panda, de que China obligue a la empresa a compartir la información biométrica de los usuarios con el Gobierno.