Finalmente, se cerró la subasta del NFT de Sir Tim Berners-Lee que incluía archivos originales con el código fuente de la World Wide Web. El precio final en dólares ha resultado impactante: $5.434.500. Sí, se pagaron casi cinco millones y medio por un paquete de elementos digitales cuya puja comenzaba en 1.000 dólares.

La subasta se realizó durante la última semana, desde el 23 de junio hasta este miércoles 30, y estuvo a cargo de Sotheby's. Según la BBC, la oferta más alta se mantuvo en 3,5 millones de dólares durante buena parte del último día. Sin embargo, se registró una "avalancha de ofertas" en los 15 minutos finales que elevó en prácticamente dos millones la cotización final.

Ahora, el creador de la WWW destinará el dinero recaudado a causas benéficas que patrocina junto a su esposa. "Los NFT, ya sean obras de arte o un artefacto digital como este, son el medio de propiedad más conveniente que existe. Son la forma ideal de empaquetar los orígenes detrás de la web", había manifestado Berners-Lee.

Archivos con el código fuente de la WWW conforman un NFT cotizado en millones

El NFT incluye una visualización del código de la WWW siendo escrito

El ahora subastado NFT consistía de cuatro elementos digitales:

  • Archivos originales con casi 10 mil líneas del código fuente de la WWW, escritos entre octubre de 1990 y agosto de 1991;
  • Un vídeo de 30 minutos de duración con una visualización del código siendo escrito;
  • Un póster digital en formato SVG, creado en Python;
  • Una carta del computólogo británico, reflexionando sobre el código en sí y su proceso de creación.

La subasta del NFT le valió una importante cantidad de críticas a Sir Tim Berners-Lee. Sin embargo, fue el propio "padre de la World Wide Web" quien salió al cruce de las mismas en una entrevista con The Guardian:

Muchos me han dicho: "Oh, eso no suena como la web libre y abierta". Bueno, espera un minuto, la web es tan libre y tan abierta como siempre lo fue. Los códigos y protocolos centrales en la web están libres de regalías, como siempre lo han estado. No estoy vendiendo la web; no tendrás que empezar a pagar dinero para seguir enlaces.

Ni siquiera estoy vendiendo el código fuente en sí. Lo que vendo es una imagen que hice con un programa de Python que escribí yo mismo, de cómo se vería el código fuente si estuviese pegado en la pared y firmado por mí.

Con su valuación de casi 5,5 millones de dólares, el NFT de Sir Tim Berners-Lee superó a otras subastas similares en línea. En marzo, por ejemplo, Jack Dorsey vendió el primer tuit de la historia en 2.9 millones millones de dólares. Sin embargo, aún nadie se ha acercado a los 69 millones de dólares pagados por la obra de arte digital de Beeple.